Reprueba Coparmex-Oaxaca estudio de inseguridad

La Confederación estatal consideró como especulativo el dictamen emitido por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC.

Oaxaca

Sobre el dictamen del ranking de las 20 ciudades más violentas de México que ubica a la ciudad de Oaxaca en primer sitio, realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex-Oaxaca) concluyó que el dictamen es especulativo, no corresponden a la realidad de esta capital y daña la imagen pública de todo el estado.

Las proyecciones delincuenciales y de violencia basadas en datos sesgados o parcial de por lo menos 93 municipios de los 216 que incluye el estudio, además de la falta de certeza en la información consultada por la falsificación de cifras de algunas de las entidades federativas, principalmente en homicidios y secuestros, como lo reconoce el propio Consejo Ciudadano, así lo confirman. 

Tras un análisis del estudio denominado “La Violencia en los Municipios y las Entidades Federativas de México (2013)”, en el cual se resalta como los casos más escándalos de falsedad de datos a los municipios de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Torreón, Coahuila y a la capital del estado de Chihuahua, reflejan de forma preocupante las inconsistencias del dictamen. 

En este sentido la Coparmex-Oaxaca detectó severas discrepancias en la recopilación, procesamiento, análisis, medición y comparación de cifras de los seis indicadores que integra el estudio y, en el que los indicadores de criminalidad tuvieron que ser re-calculados en 113 municipio por falta de información.

Las anteriores puntualizaciones no pretenden minorizar ni mucho menos desviar la atención para que las autoridades federales, estatales y municipales atiendan con prontitud el creciente fenómeno delincuencial que se registra en todo el país, sin que la capital oaxaqueña sea una excepción.

Por su parte la organización independiente “Institute for Economics and Peace (Instituto de Economía y Paz)” ubica al estado de Oaxaca como la octava entidad más pacífica de México, considerando siete indicadores: homicidios, crímenes violentos y/o con armas, encarcelamientos, financiamiento de la policía, crimen organizado y eficiencia de la justicia.

Al respecto, Benjamín Hernández Gutiérrez, presidente de la Coparmex-Oaxaca, puntualizó que la difusión de las “proyecciones” sobre la violencia e inseguridad que ubican a la ciudad de Oaxaca en el primer sitio del ranking resulta especulativa, ocasionando en consecuencia un daño mediático incalculable a la imagen con efectos secundarios negativos en la economía, no solo de la capital sino de todo Oaxaca.

Debido a que el propio Consejo Ciudadano reconoce en su informe que los indicadores del Sistema  Nacional de Seguridad Pública (SNSP), soportados con datos emitidos por las Procuradurías Estatales, sobre secuestros, violaciones, lesiones dolosas, robo con violencia y extorsión, en muchos de los casos son parciales, deficientes o incluso falsos, la difusión de la evaluación es irresponsables, indicó.

El problema de inseguridad no se focaliza a las acciones que realiza la Sección 22 del SNTE como refiere el dictamen, “sin que lo anterior signifique aprobar en lo más mínimo las mismas”, dijo.

Por ese motivo, Hernández Gutiérrez añadió que la Coparmex-Oaxaca desaprueba el contenido de dicho diagnóstico por considerar que los resultados carecen de certeza y seriedad, porque las fuentes oficiales consultadas presentan deficiencias que hacen dudar de su veracidad, tal y como lo registra en su argumentación el propio documento.

Por ello, consideró que el Consejo Ciudadano no expone objetivamente las causas que generan la comisión de los delitos ni las deficiencias estructurales de las instituciones de seguridad y de procuración de justicia.

Por el contrario, el estudio busca abonar a la confrontación de diversos sectores de la sociedad oaxaqueña, aprovechándose de forma dolosa de los escuetos datos que proporciona el sistema de procuración de justicia de todo el país. 

Además, lejos de orientar con propuestas o alternativas de mejoría, se utilizar la irritación de los ciudadanos por las constantes protestas del magisterio disidente, para así intentar manipular a la opinión pública con un tema tan sensible como es el de la inseguridad. 

Ante ello, el Presidente de la Coparmex en la entidad, Benjamín Hernández Gutiérrez exhortó al Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal AC para que replantee su estudio, o en su defecto propuso que sea una institución académica reconocida la que pueda realizar un estudio sobre inseguridad y violencia nacional, para situar a cada ciudad y entidad en su justa medida, pero con cifras confiables.

Finalmente, convocó a los distintos niveles de gobierno y a todos los sectores de la sociedad a cerrar filas en la implementación de estrategias de seguridad que eviten el avance de la delincuencia tanto en la ciudad de Oaxaca como en todo el Estado.