Aplican Plan DN-III en Tabasco tras inundaciones y deslaves

El frente frío 7 provocó reblandecimiento de tierra en 4 carreteras. Protección Civil estatal dijo que la comunidad El Alacrán, quedó incomunicada por lo que se enviaron despensas a 200 familias.
Protección Civil del estado dijo que fueron generalizados los encharchamientos de 10 a 20 cm en las cabeceras municipales y en algunas comunidades se registraron anegaciones de hasta 40 centímetros.
Protección Civil del estado dijo que fueron generalizados los encharchamientos de 10 a 20 cm en las cabeceras municipales y en algunas comunidades se registraron anegaciones de hasta 40 centímetros. (Antonio Villegas)

Villahermosa

Las lluvias en Tabasco han provocado deslaves en al menos cuatros carreteras del estado y anegaciones en decenas de cabeceras municipales y colonias de Villahermosa, que permanecen con problemas de agua potable por el paro en las plantas potabilizadoras que no pueden procesar el agua con altos índices de turbiedad que baja de las partes altas.

Protección Civil del estado dijo que el Ejército Mexicano colabora con la aplicación del Plan DN-III y ya se realiza un censo para conocer las afectaciones dejadas por el Frente Frío No. 7, cuyos efectos empezarán a disminuir este viernes.

Uno de los deslaves se registró en el kilómetro 10 de la carretera Jalapa-Villahermosa, donde el río se llevó una parte de la carperta asfáltica, en el primero de los municipios.

Otro deslave se presentó en la ranchería Tomás Garrido, del municipio de Tacotalpa, lo que afectó a otras tres comunidades, que recibieron colchonetas, despensas y cobertores. En esa zona, los ríos Amatán y Puyacatengo atravesaron troncos sobre los puentes.

Protección Civil detalló que los vientos en la costa y la fuerza del mar desaparecieron por completo la carretera que comunica a la Villa Sánchez Magallanes con el municipio de Paraíso, dejando incomunicada a la comunidad El Alacrán, a donde se enviaron despensas a 200 familias y se introdujo una retroexcavadora para abrir brecha.

También en la costa, la carretera que lleva al poblado Pénjamo-Chiltepec presentó deslaves, en tanto que en la comunidad San Francisco la población optó por abrir una zanja en el camino de acceso para permitir la circulación del agua, aunque no puedan pasar vehículos.

En cuanto al resto del estado, Protección Civil aseguró que fueron generalizados los encharchamientos de 10 a 20 cm en las cabeceras municipales y en algunas comunidades se registraron anegaciones de hasta 40 centímetros.

Respecto de la situación de las presas, la Comisión Nacional del Agua dijo que la extracción controlada de mil metros cúbicos por segundo hacia el río Mezcalapa, con la que opera la hidroeléctrica "Peñitas" desde la mañana de jueves, se distribuye en los ríos Carrizal y Samaria sin generar afectaciones a la población.

La Conagua señaló que debido a las lluvias muy fuertes, la noche del martes y madrugada del miércoles en la zona de presas, se realizó el primer aumento el día 15 de octubre, de 400 a 800 m3/s.

Al registrarse nuevamente acumulados de lluvias muy fuertes en la misma región durante la madrugada de este jueves 16, el Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas acordó incrementar otros 200 metros cúbicos por segundo.