Enfrentamiento con militares dejó 6 heridos: normalistas

El comité estudiantil de la Normal de Ayotzinapa informó que 3 padres de los desaparecidos y 3 normalistas fueron heridos en los enfrentamientos con militares en Iguala y Chilpancingo.
 Los activistas interceptaron un tráiler de cerveza, el cual lanzaron contra la sede militar.
Los activistas interceptaron un tráiler de cerveza, el cual lanzaron contra la sede militar. (José Luis De La Cruz/EFE)

Normalistas y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa informaron que seis personas resultaron heridas tras los enfrentamientos con miembros del Ejército mexicano en Iguala y Chilpancingo.

En un comunicado, los normalistas y padres de los desaparecidos dijeron que en los enfrentamientos resultaron heridos los padres de familia Mario César González Contreras, Bernabé Abrajam Gaspar y María Concepción Tlatempa, así como los estudiantes Omar García, Sergio Ochoa Campos y José Hernández Peña.

Ayer, normalistas, miembros del Movimiento Popular Guerrerense (MPG), activistas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y padres de los desaparecidos se enfrentaron contra elementos del Ejército en cuarteles militares en Iguala y Chilpancingo.

El primer enfrentamiento ocurrió en Iguala, donde los manifestantes se apoderaron de un camión y un tráiler que lanzaron sobre el portón de la sede del 27 Batallón de Infantería. Los manifestantes vulneraron la alambrada, por lo que un centenar de policías militares se desplegó en la entrada. Hubo jaloneos durante un lapso de 15 minutos hasta que los soldados, con casco y escudos, se reagruparon para expulsar al contingente que ya había logrado ingresar.

El segundo episodio ocurrió en Chilpancingo, donde los manifestantes prendieron fuego a una camioneta en la puerta del 50 Batallón de Infantería luego de que mandos de la 35 Zona Militar los convocaron a conducirse con respeto a las instituciones y les pidieron la integración de una mesa de diálogo para exponer sus demandas.

Dijeron que buscaban protestar porque "el Estado mexicano ha sido renuente en iniciar una línea de investigación tendiente a esclarecer el nivel de responsabilidad del Ejército mexicano en la desaparición forzada de nuestros 43 hijos y compañeros".

Informaron que "tras realizar el mitin y cuando los padres y estudiantes demandamos la apertura del cuartel para buscar a nuestros hijos y compañeros desaparecidos, fuimos agredidos por los elementos castrenses".

Dijeron que frente a estos hechos "reiteramos que no descansaremos hasta encontrarlos con vida, y alcanzar verdad y justicia para nuestros hijos y para nuestro pueblo".