Reportan municipios con toque de queda no declarados

El dirigente estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero, dijo que hay casos en que alcaldes para viajar a Chilpancingo dan vuelta hacia el Estado de México por temor a una agresión.
Índices de violencia han ido a la baja considerablemente.
(EFE)

Guerrero

El dirigente estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero denunció que hay municipios con toques de queda no declarados ante la inseguridad que padecen, en el caso particular de la Tierra Caliente, hay alcaldes que para viajar a Chilpancingo dan vuelta hacia el estado de México por temor a una agresión.

Salgado Romero mencionó que ya solicitó una reunión de trabajo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, para que cada uno de los 25 jefes de cabildo del PRI tengan la oportunidad de explicarle directamente los problemas que enfrentan.

En el tema de la inseguridad, dijo que personalmente ha recorrido las siete regiones y observado la presencia de corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno, además de elementos del Ejército y la Marina.

Comentó que las amenazas directas contra los presidentes municipales disminuyeron considerablemente, aunque hace un par de meses hubo un ataque a balazos contra de César Miguel Peñaloza, jede de cabildo de Cocula.

Reconoció que hay municipios gobernados por el tricolor con problemas de seguridad, como el caso de Coyuca de Benítez, donde se asesinó al dirigente social Luis Olivares Enriques y en Atoyac de Álvarez, donde la semana pasada mataron a dos promotores del Sistema de Seguridad Ciudadano (SSC) de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

También mencionó los casos de Pungarabato, en la Tierra Caliente, en donde la mañana del miércoles hubo varios secuestros y también en San Miguel Totolapan, en donde los habitantes se meten a sus casas y ya no salen a partir de las seis de la tarde.

Reconoció que en municipios como San Miguel lo que se vive es un toque de queda no declarado, a diferencia de Apaxtla, en donde el cabildo acordó establecer medidas restrictivas para la circulación en las calles.

"La gente ya por seguridad ha tenido que tomar sus precauciones, su propio control familiar porque los temas son muy delicados, por eso ya se meten a sus casas desde las seis de la tarde", anotó.

En el caso de la Tierra Caliente, el temor a sufrir un atentado en carretera es muy alto, por eso el dirigente del PRI sostuvo.

"Hay alcaldes que tienen que tomar rutas alternas para llegar a la capital de Guerrero, porque hay mucha preocupación para pasar por ciertos lugares. En algunos casos de Tierra Caliente deben dar la vuelta hasta el Estado de México para llegar a Chilpancingo, es lo que puedo decir y no voy a comentar más", refirió.

Pidió que Aguirre haga un espacio en su agenda para escuchar de manera directa la inquietud de los alcaldes, lo que ya solicitó formalmente hace una semana.