Repliega PF de la Autopista a defraudados por financieras

Cientos de personas reclaman al menos 400 mdp a financieras como “Productos Amor” y Coofia”, entre otras. Reiteran la necesidad de crear un Fideicomiso para recuperar parte del dinero.

Chilpancingo

Elementos de la Policía Federal (PF) habilitados con equipo antimotin replegaron de la Autopista del Sol a cientos de personas defraudadas por diferentes financieras, la mayoría eran adultos mayores y más de la mitad madres de familia que reclaman la recuperación de por lo menos 400 millones de pesos.

Los manifestantes proceden de diferentes municipios, principalmente de la Montaña y región Norte de Guerrero, quienes llegaron a Chilpancingo liderados por Miguel Rodríguez Arteaga, representante de la Alianza de Defraudados en el Estado de Guerrero (ADAFIG).

Explicó que su movimiento se remonta por lo menos a cuatro años atrás, tiene como bandera principal el rescate del fraude cometido por financieras como "Productos Amor" y Coofia", entre otras.

Comentó que el robo para las familias perjudicadas se gestó entre 2004 y 2006, el saldo fue de por lo menos 40 mil familias afectadas en todo el estado, aunque las zonas indígenas de la Montaña y Norte fueron las que concentraron la mayor cantidad de casos.

No todos los perjudicados han recurrido a la ley para tratar de recuperar su dinero, aunque se anota que juntos, lo que han reclamado justicia suman poco más de 12 mil 500 demandas penales, el monto aproximado que reclaman es de 400 millones de pesos, aunque la cifra se puede incrementar.

Desde que se integró legalmente, la alianza de defraudados ha planteado la creación de un Fideicomiso para recuperar por lo menos parte del dinero que les fue despojado, lo que ya avanzaron parcialmente con el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Tanto en el gobierno estatal como en el federal se defienden bajo el argumento de que ellos no los defraudaron, por lo que no están en condiciones de apoyarlos en la medida en que lo reclaman.

Las familias afectadas responden que efectivamente, las autoridades no cometieron el fraude, sin embargo permitieron el delito y eso implica una omisión, porque durante varios años les permitieron operar impunemente.

"Los permisos para funcionar en el estado de Guerrero y los demás estados vienen de la federación, así que no hay manera de que eludan su parte de responsabilidad en este conflicto", aseveró Rodríguez Arteaga.

Advirtió que si la indiferencia prevalece, las familias agraviadas pueden trasladarse para instalar un campamento en algún lugar de Chilpancingo, ya que están en una etapa de desesperación.

Ante la falta de atención por parte de las autoridades, alrededor de las 11:30 horas los inconformes bloquearon los cuatro carriles de la Autopista del Sol en la entrada sur de Chilpancingo, pese a que en la zona ya había personal de la Policía Federal (PF) habilitados con equipo antimotin.

Permanecieron por espacio de media hora, ya que alrededor de las 12:00, los elementos policíacos se desplegaron hacia el frente y los costados para encapsularlos, después los replegaron empujando sus toletes hacia el frente.

Los defraudados eran en su mayoría adultos mayores, y más de la mitad mujeres que no ofrecieron resistencia, avanzaron hacia un costado de la vialidad para evitar que se generara una agresión mayor.

Ya con la carretera despejada, los mandos de la PF ordenaron que al lugar se trasladaran mujeres policías, para dar la impresión de que no habría un exceso de fuerza en contra de los manifestantes.

Para entonces, el repliegue estaba consumado y los defraudados no intentaron volver a la cinta asfáltica, pues al mismo tiempo, en el gobierno estatal les ofrecieron la instalación de una mesa de dialogo.

Las charlas comenzaron después del mediodía en las instalaciones del Palacio de Gobierno, aunque los defraudados aclararon que ya no intentarían regresar a la carretera, la presencia de los policías federales se mantuvo en la zona.

El bloqueo de la vialidad, de acuerdo a los dirigentes fue una medida desesperada, ya que para muchos, el dinero que les fue despojado por las representa el patrimonio forjado a lo largo de toda una vida, por eso piden sensibilidad de parte de las autoridades estatales y federales.