Renuncia edil de Chamula por amenazas de muerte

Mateo Gómez asegura que en su decisión influyó la negativa del Congreso de Chiapas a aprobar más recursos para su gobierno; hace solo tres meses fue asesinado su antecesor.

Chiapas

A menos de tres meses de haber asumido el cargo como alcalde de San Juan Chamula, Chiapas, tras el asesinato del anterior presidente municipal, Domingo Pérez, Mateo Gómez anunció que se separará del cargo junto con el cabildo y otros funcionarios municipales por amenazas de muerte.

En conferencia de prensa, Gómez, quien durante la administración de Pérez se desempeñó como primer regidor (siendo nombrado por el Congreso estatal como edil sustituto), informó que las causas de su renuncia son por la falta de recursos económicos y el riesgo de perder la vida junto con su familia.

Sin la compañía de ningún funcionario municipal, Mateo informó que pese a haber sostenido pláticas con el gobernador, Manuel Velasco, quien le aseguró que lo apoyaría para restablecer la paz en Chamula, el Congreso no autorizó recursos económicos.

Precisó que se requerirán al menos 167 millones de pesos para atender las demandas de la población, presuntas causas por las cuales Domingo Pérez fue asesinado junto con el síndico Narciso Hernández el pasado 23 de julio.

También informó que las amenazas de muerte contra su persona y su familia iniciaron desde que se anunció su nombramiento; “no es un juego”, dijo al referirse al hostigamiento que ha enfrentado.

Gómez añadió que el pasado jueves fue retenido en su casa, en compañía de varios regidores, y señaló que lograron salvar la vida debido a la pronta intervención de la policía.

En ese sentido, agregó que todo el cabildo de San Juan Chamula y otros funcionarios, entre ellos el tesorero del ayuntamiento, también presentarán su renuncia.

Precisó que el procurador del estado, Raciel López, ya tiene conocimiento de las amenazas, las cuales serán investigadas, además de la supuesta presencia de grupos delictivos.

Sin precisar nombres o causas políticas, el funcionario indígena aseguró que el grupo que está detrás del asesinato de Domingo Pérez y otros solo buscan el poder.

Gómez agregó que no abandonará San Juan Chamula ni se “esconderá”. “No temo porque no he hecho nada. No hay razón para que pueda esconderme... La vida no tiene precio. Tengo mi familia”.

El secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez, y la subprocuradora de Justicia estatal, María Susana Palacios, informaron que se han iniciado las investigaciones sobre lo ocurrido el pasado 23 de julio en la cabecera municipal de San Juan Chamula.

SIN RESULTADOS

Sobre ese caso, oficialmente se dio a conocer que además del alcalde y el síndico, también perdieron la vida Miguel López Gómez, quinto regidor; Ernesto Pérez Pérez, chofer del ayuntamiento, y un ciudadano de nombre Silvano Hernández Díaz, además de una docena de heridos. Según el EZLN, hubo más muertes que fueron ocultadas.

Luego de 24 horas del asesinato de Domingo Pérez, la procuraduría estatal detuvo a seis personas presuntamente implicadas en el crimen.

En tanto, San Juan Chamula quedó bajo control de la policía, mientras se constituía una comisión especial conformada por funcionarios estatales. Velasco acudió al funeral del alcalde y aseguró que garantizaba la paz en el municipio.

Los asesinatos se dieron en el contexto de las exigencias de los habitantes de 36 parajes de San Juan Chamula, ante el incumplimiento de promesas de campaña y falta de obra pública.

Posteriormente el procurador Raciel López aseguró que el móvil de las muertes fue por causas políticas, e informó días después que se seguían tres líneas de investigación.

Según el funcionario, estas serían una venganza entre grupos antagónicos, la adversidad política ante el primer gobierno municipal del PVEM en un municipio tradicionalmente priista y la línea económica por obras de infraestructura.

Hasta el momento el crimen no ha sido esclarecido y la tensión en el municipio continúa, ahora con la dimisión del alcalde y sus autoridades municipales.