Renuncia coordinador del PRD en el Congreso de Guerrero

El diputado local, Sebastián de la Rosa Peláez denunció abuso del poder y tráfico de influencias en el seno de su bancada.

Chilpancingo

El diputado local, Sebastián de la Rosa Peláez renunció este martes a la coordinación de la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso local, denunció que al seno de su bancada, hay diputados que ya sucumbieron ante prácticas políticas obsoletas y patrimonialistas, como el abuso del poder y el tráfico de influencias.

El pasado 13 de marzo, De la Rosa Peláez cumplió seis meses de ocupar la coordinación de la segunda bancada más numerosa del Poder Legislativo de Guerrero, la cual está integrada por 14 representantes populares.

Coordinar dicha fracción parlamentaria, lo convirtió en automático, en secretario de la Comisión de Gobierno, que preside la diputada local del PRI, Flor Añorve Ocampo.

Durante los seis meses que lleva en el cargo, dijo que buscó la integración de una agenda legislativa que integra los asuntos de mayor interés para el estado de Guerrero, además de que ha ponderado el diálogo entre las diferentes fuerzas políticas representadas en el Congreso.

Sin embargo, señaló que pese a los esfuerzos demostrados, hay situaciones que no se deben dejar pasar: "Nos damos cuenta que la dinámica interna en este Congreso no cambia, arrastra una herencia política obsoleta; y responde como desde hace 20 años, a vicios estructurales acuñados en la vieja práctica de la política patrimonialista".

Derivado de eso, manifestó que hay en la sociedad, la percepción de que el Congreso local se desenvuelve en la opacidad, lo que propicia que en demérito de sus funciones, no sea capaz de rendir cuentas a la sociedad, la que día con día cuestiona el tráfico de influencias y el abuso de poder.

"Esa dinámica ha hecho mella en algunas y algunos diputados de mi fracción, quienes se han rendido a la práctica perniciosa del poder y abuso de su autoridad".

Denunció: "Esta conducta de la estructura interna del Congreso, que ha prevalecido al margen de toda disposición legal o reglamentaria, impone condiciones que alimentan la corrupción, transgreden la responsabilidad institucional y generan condiciones de impunidad política y legal".

Por esa razón, indicó que decidió separarse de la coordinación de la bancada, bajo un argumento que sin mencionar nombres, golpe a varios representantes populares del PRD: "No puedo ser el coordinador de una fracción parlamentaria en un Congreso que le ha permitido a un grupo de diputados, reclamar la defensa de sus intereses personales por encima de cualquier compromiso social, de filiación político-partidaria e incluso, presumiblemente trasgrediendo la ilegalidad".

Mantenerse al frente de la bancada, dijo que implicaría caer en la ausencia de ética y sobre todo, hablar a nombre de diputados que utilizan dicha condición para su beneficio personal.