Remodelarán 16 mil casas dañadas por "Manuel" en Guerrero

Damnificados exigen apoyo; las obras beneficiarán a cuatro regiones, destaca el gobernador Ángel Aguirre Rivero.
Habitantes de Tixtla marchan para solocitar ayuda.
Habitantes de Tixtla marchan para solocitar ayuda. (Rogelio Agustín)

Acapulco y Chilpancingo

En al menos cuatro de las siete regiones de Guerrero serán construidas, reconstruidas y remodeladas unas 16 mil viviendas, luego de los daños ocasionados por Manuel que azotaron al estado en septiembre del año pasado, declaró el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El mandatario local colocó la primera piedra para iniciar el proyecto para reubicar la comunidad Agua de Perro y edificar 112 viviendas para los habitantes del desaparecido poblado de Venta Vieja.

En un terreno de 11 hectáreas, los mismos habitantes construirán 112 viviendas, que tendrán un costo estimado de 170 mil pesos, así como la iglesia y una telesecundaria en beneficio de ambas comunidades.

“Son nueve mil viviendas nuevas de acuerdo con el censo, que no ha concluido debo decirlo, faltan algunas por incluirse por parte de la Secretaría de Desarrollo Social, pero hasta ahora tenemos confirmadas nueve mil nuevas.

“Tres mil que serán reconstruidas y otras tres mil que tuvieron daños menores, en la suma estamos hablando de un programa de 16 mil viviendas y que tendrá una inversión de más de dos mil millones de pesos y que no tiene precedentes en la entidad”, dijo en entrevista el mandatario estatal.

Aguirre Rivero estimó que la edificación de las viviendas generará muchos empleos y sobre todo una importante derrama económica, ya que serán ejecutadas por empresas del estado.

Reveló que la mayoría de las viviendas a construirse, remodelarse y rehabilitarse están ubicadas en la región de la Montaña, la Costa Grande, Acapulco, El Paraíso, San Jerónimo y la Costa Chica.

El Ejecutivo estatal aseguró que antes de que sea el primer aniversario de la tormenta tropical Manuel
y del huracán Ingrid, las viviendas de la comunidad de nueva Venta Vieja, en el municipio de Acapulco estarán terminadas.

En tanto, damnificados por la tormenta tropical Manuel en la cabecera municipal de Tixtla marcharon para exigir la construcción de un canal controlado, mismo que evitará una inundación como la que provocó el desbordamiento de la Laguna Negra en septiembre 2013.

La protesta comenzó en el barrio del Santuario y culminó frente al palacio municipal, en donde lograron una reunión con el alcalde de la demarcación Gustavo Alcaraz Abarca.

En la reunión insistieron en la necesidad de que se apruebe un proyecto ejecutivo para la construcción de un canal controlado, mismo que garantizará el desazolve del agua que se acumula en la laguna durante la próxima temporada de lluvias.

Lo anterior, porque las lluvias atípicas del 14, 15 y 16 de septiembre propiciaron que cientos de viviendas quedaran cubiertas por el agua de la laguna durante casi un mes, a partir de que no hubo manera de liberar el líquido acumulado por las abundantes precipitaciones.  

El primer edil señaló que la petición está fuera de su alcance, por lo que sugirió buscar una reunión de trabajo con la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua, la que se desarrollará del miércoles al viernes de la presente semana.

La propuesta pareció muy lejana para los damnificados, por lo que plantearon que se desarrollara este martes 8 de abril, el presidente les respondió que tenía en agenda reuniones más importantes que desahogar: una cita con el gobernador, “una responsabilidad ineludible”, dijo el primer edil.