Rematan y regalan animales de 500 circos que hay en el país

El líder circense, Armando Cedeño, dijo que para evitar multas y que los decomisen, algunos también fueron entregados en comodato. Hoy entregó en vigor la ley que prohíben el uso de animales en ...
Un tigre salta por una aro en llamas durante el último espectáculo con animales (anoche) del circo Hermanos Cedeño, en Chimalhuacán, Estado de México.
Un tigre salta por una aro en llamas durante el último espectáculo con animales (anoche) del circo Hermanos Cedeño, en Chimalhuacán, Estado de México. (Cuartoscuro/Saúl López)

Chimalhuacán

El presiente de la Unión Nacional de Empresarios y Artistas de Circo, Armando Cedeño, informó que las distintas especies que se encontraban en las 500 carpas que hay en el país ya fueron vendidas, entregadas en comodato e, incluso, regaladas, para evitar su decomiso, así como las multas a las que pudieran hacerse acreedores, una vez que este miércoles 8 de julio entró en vigor la ley que impide el uso de animales en espectáculos públicos.

Explicó que de los cerca de cuatro mil animales que había trabajando en los distintos circos del país, en las últimas horas aproximadamente dos mil 500 fueron colocados en sitios seguro para habitar y el resto los están ubicando con amigos para que los cuiden mientras se determina su destino.

Aseguró que en las carpas itinerantes que se localizan en todo el territorio nacional ya no hay ejemplares, porque si las autoridades federales detectan algún animal sería decomisado y los dueños serían multados.

Manifestó que muchas especies fueron rematadas. Ejemplificó que un tigre blanco que costaba 25 mil dólares lo estuvieron vendiendo en dos mil dólares, un tigre amarillo de entre cinco mil y seis mil dólares se estuvo vendiendo de mil 500 a dos mil dólares, y una llama que cuesta mil dólares se estuvo vendiendo en 200 dólares.

Señaló que los principales compradores son coleccionistas y propietarios de zoológicos particulares, así como presidentes municipales de localidades donde proyectan crear lugares para exhibirlos. "Para nosotros es mejor que ellos tengan los animales que regalárselos al gobierno".

Recordó que el domingo pasado fue el último día que, a nivel nacional, los animales participaron en las funciones de los circos, porque los propietarios aprovecharon el lunes y martes para trasladarlos a sus nuevos hogares.

Precisó que los gastos de traslado corrieron por parte de los propios dueños, cuando iban en préstamo y por los compradores, cuando fueron vendidos.

Cedeño indicó que todos los animales provenientes de los circos se quedaron en México, porque es muy difícil venderlos al extranjero, pues se tienen que cumplir con muchos requisitos, además de que está prohibida la salida de algunas especies por cuestiones sanitarias.

Consideró que la mayoría de los animales provenientes de los circos se encuentran en buenas condiciones físicas de salud, aunque algunos de ellos no están gordos, "Que estén delgados es comprensible porque si les dábamos de comer seis kilos de pollo a un tigre, a lo mejor ahorita nada más le estamos dando dos; si le bajan la comida a un tercio de lo que comían, pues obviamente van a bajar de peso".

El líder circense señaló que las autoridades federales nunca cumplieron con la creación de los espacios prometidos para llevar a las especies que se dejaron de utilizar en los circos.

"La autoridad nunca cumplió con la creación de los santuarios, esa es la mentira más grande que existe. Nosotros buscamos alternativas propias para acomodar a los animales porque al no tener ellos los refugios, los santuarios, los centros de acopio, lo que hicieron fue presionarnos para que nosotros mismo nos deshiciéramos de ellos", apuntó.