Reinician clases en Oaxaca

El director del Instituto Estatal de Educación Pública, Manuel Iturribarria, dijo que no habrá sanciones a los maestros paristas y se entregarán los planteles a profesores de la sección 22.

Villa de Zachila

Las clases en Oaxaca reiniciaron en el 99 por ciento de los planteles educativos, en medio de tensiones entre padres de familia y la sección 22 de la CNTE, que pidió la devolución de 65 escuelas, como lo comprometió el gobierno de Gabino Cué.

El director del Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO), Manuel Iturribarria, aseguró que las clases reiniciaron en el 99 por ciento de los planteles, aunque ubicó 30 focos rojos en 15 municipios de tres regiones: el Istmo de Tehuantepec, Cañada y Valles Centrales.

Dijo que no habrá sanciones a los maestros paristas y se entregarán los planteles a profesores de la sección 22, porque no se puede aceptar que haya maestros sustitutos, muchos de ellos sin capacidad para dar clases.

Incluso, se le pagará hoy la primera quincena adeudada y el viernes pasado se pagó el bono de cinco días, para apoyarlos con el regreso a sus comunidades.

En tanto, la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca pidió al gobierno del estado que se les regresen 65 planteles educativos tomados por padres de familia y la sección 59, para el inicio de clases en el estado.

Rubén Nuñez, secretario general de la sección 22, informó esta mañana que la CNTE regresa con 76 mil maestros a las escuelas del estado y dijo que no reconoce a ninguno de los maestros ajenos a su sección.

El dirigente de la CNTE regresó a Oaxaca para encabezar junto con autoridades educativas del gobierno de Gabino Cué el inicio de clases.

"Regresamos más fortalecidos que nunca, la 22 va a continuar en la lucha", dijo a su llegada a la escuela secundaria técnica 34 en Villa de Zaachila.

En tanto, en escuelas como la Hermanos Flores Magón en la agencia municipal de Pueblo Nuevo, en la colonia Los Ángeles, los padres de familia se atrincheraron para impedir el ingreso de los maestros a las aulas. Lo mismo en Tlalixtac de Cabrera donde tampoco se permitió el ingreso de los docentes.

Ahí debido a los jaloneos entre padres y maestros, se suspendieron las clases, lo que afecta a mil estudiantes. Aunque hubo presencia policiaca, no intervino.