Reforma política crea incertidumbre en órganos electorales de Guerrero

El presidente del Tribunal Electoral del Estado, Arturo Pacheco Bedolla, indicó que existe la posibilidad de que algunos de los trabajadores pierdan su empleo ante la revisión del personal.

Chilpancingo

El presidente del Tribunal Electoral del Estado (TEE), Arturo Pacheco Bedolla reconoció que hay incertidumbre entre los trabajadores de los órganos electorales locales, por la posibilidad de que pierdan sus empleos ante la inminente revisión del personal.

Pacheco Bedolla indicó que el TEE ya está en la etapa de aplicar todas las reformas ordenadas por el Poder Legislativo federal, de tal manera que en lo operativo se reconoce que existe un margen de mayor control sobre las precampañas y los procesos de definición de candidaturas, por lo que en varios aspectos la reforma da más certeza.

Entre los trabajos inminentes que vienen, destacó que hay un diagnóstico que se desarrolla al seno del Instituto Nacional Electoral (INE) y que éste se desdobla hacia los estados.

Manifestó que hay expectativa por observar cómo salen los órganos electorales de dicho diagnóstico, tanto en lo salarial como en la aplicación del servicio profesional.

“Aquí habrá un problema, porque al interior del instituto electoral local hay un servicio público, vamos a observar cómo lo compactan y lo que tememos de primera instancia, es que se van a generar despidos de personal, lo que representará un costo importante”, anunció.

Indicó que se debe estar pendiente de cómo salga el órgano electoral de Guerrero, para ver si está en el mismo nivel que otros institutos de otras entidades federativas.

Respecto al TEE, también dijo que se espera con mucho interés el resultado de la evaluación que está en proceso, pues la posibilidad de que la cantidad de magistrados se reduzca es algo muy real.

Actualmente el órgano electoral de Guerrero tiene cinco magistrados y de acuerdo a la expectativa puede bajar a tres.

Pacheco comenta que el TEE en la legislación reconoce la integración de dicho órgano con siete magistrados, cuando a nivel nacional la tendencia es que no haya más de cinco; tres numerarios y dos súper numerarios.

Las adecuaciones a la integración de los órganos deben realizarse con 90 días de anticipación al arranque del proceso electoral constitucional inmediato.

Arturo Pacheco Bedolla reconoce que es mucha la incertidumbre respecto a la integración del tribunal y del instituto electorales de Guerrero, sobre todo porque la pérdida de algunos empleos parece que será inminente.