Recuperación del río Atoyac es una tarea inacabada: Profepa

Más de 3 mil empresas contaminan el afluente cada día con 150 kilos de metales pesados.

México

El procurador federal del Ambiente, Guillermo Haro, aseguró que la mayor parte de la contaminación que se genera en el Valle de México es ocasionada por los vehículos que circulan a diario en la zona metropolitana.

En entrevista con el director general editorial de Grupo MILENIO, Carlos Marín, en el programa El asalto a la razón, Haro detalló que “más de 80 por ciento de la contaminación de la megalópolis corresponde a fuentes móviles en los seis estados que la comprenden, mientras que el 20 por ciento restante proviene de las llamadas industria fijas, que son empresas de jurisdicción federal.”

El funcionario aseguró que es precisamente la industria fija la que ellos controlan directamente, por lo que en la parte de los vehículos automotores ellos “no tiene competencia”, sino más bien ellos auditan las 24 mil industrias que comprenden los seis estados de la megalópolis.

Detalló que de esa cifra solo  6 mil empresas corresponden a las que emiten emisiones a la atmósfera, “que son las que mayormente están revisadas por nosotros para este propósito; las 18 mil restantes 20 son generadoras de residuos tóxicos, que es lo que le da a la industria la característica de jurisdicción”.

Aunque no comentó más detalles sobre los niveles de contaminación en el aire ni sobre las nuevas normas del Hoy No Circula, Haro sí habló sobre el número de empresas que contaminan ríos como el Atoyac.

Reconoció que sin duda la recuperación del río Atoyac está lejos de que vuelva a permitir vida, dado que es una tarea “inacabada; nuestra tarea de inspección, de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) tendrán que ampliarse, tendrá que utilizarse nuevos instrumentos innovadores, mejor tecnología, más recursos, mejores plantas de tratamiento y también, sin duda alguna, mejorar la educación ambiental.

“Son más de 3 mil empresas que lo contaminan a diario, por lo que el Atoyac recibe diariamente 200 toneladas de materia orgánica y tan solo 150 kilogramos de metales pesados”, una cifra que pareciera mínima, pero mucho más contaminante y peligrosa que el porcentaje de la materia orgánica.

 Al ser cuestionado sobre qué ocasiona esta problemática, el procurador del Medio Ambiente reconoció que esto es ocasionado porque hay más de 60 municipios de Puebla y Tlaxcala donde existen cerca de 200 plantas de tratamiento de agua que no funcionan adecuadamente.

Al respecto, indicó que lo que ha hecho la Procuraduría Federal del Ambiente para evitar esta contaminación es revisar 50 por ciento del total de las industrias, además de clausurar empresas que no han tomado medidas a la hora de descargar sus residuos.

“Llevamos 30 clausuras, siete de ellas totales y 23 temporales, parciales sujetas a procedimiento y multas por más de 8 millones de pesos. Emitimos también 60 recomendaciones a igual número de ayuntamientos de Puebla y Tlaxcala para obligar a la autoridad municipal a que tome acciones que nos permitan cuidar que estas descargas tengan el tratamiento adecuado antes de verterse a los ríos”.