Con misa recuerdan a los 27 muertos por explosión de pipa de gas en Xalostoc

Familiares de las víctimas solicitaron la construcción de una capilla en el lugar del percance sobre la carretera México-Pachuca.  

Ecatepec

Con una misa y una ceremonia luctuosa, autoridades y vecinos de San Pedro Xalostoc, del municipio de Ecatepec, Estado de Médico, recordaron a las 27 personas que murieron hace dos años por la explosión de una pipa de gas en la autopista México-Pachuca.

Por la mañana, el obispo de Ecatepec, Óscar Roberto Domínguez Couttolenc, ofició una misa en el terreno donde se ubicaba la casa de la familia López Cedidllp, donde la madrugada del fatídico 7 de mayo de 2013 murieron 15 de sus integrantes.

En el predio, donde desde hace más de un año fue demolida la casa de tres niveles en los que vivía la familia López Cedillo, ubicada en la Privada de Cuauhtémoc, se colocó un pequeño altar y decenas de sillas.

A la celebración religiosa asistieron alrededor de 200 personas, entre familiares amigos y vecinos de las víctimas, así como algunos de los lesionados que sobrevivieron a la explosión, entre ellos Wendy Paola, quien sufrió quemaduras en la mayor parte de su cuerpo.

El día de la tragedia Wendy tenía 15 años edad y estaba embarazada, por lo fue trasladada a un hospital del Distrito Federal donde nació su hija a quien le puso el nombre de María Milagros, quien cumplió dos años de vida.

Wendy Paola dijo que desde el año pasado, ella y su hermana Andrea Monserrat, quienes perdieron a sus padres durante la explosión, no han podido ser operadas por falta de recursos.

Explicó que las intervenciones quirúrgicas estaban programadas para realizarse el año pasado en un hospital de Galveston, Texas, en Estados Unidos, a donde fueron trasladadas para ser atendidas tras la explosión, sin embargo, ahora no han podido ir porque la familia no cuenta con dinero para renovar los pasaportes, tramitar las VISAS y cubrir los pasajes.

Familiares de las víctimas acudieron al panteón de la comunidad para depositar flores sobre las tumbas de sus seres queridos.

Por la tarde, elementos de Protección Civil y Bomberos, de la Dirección de Seguridad Ciudadana y Vial y autoridades locales, encabezadas por el alcalde Sergio Díaz Hernández, realizaron una ceremonia solemne en la plaza que fue construida en el lugar donde ocurrió el accidente.

El edil se comprometió a agilizar los trámites de renovación de pasaporte y VISA para Wendy Paola y Andrea Monserrat, para que puedan continuar con su tratamiento en Galveston, Texas.

Familiares de las víctimas solicitaron la construcción de una capilla que les permita orar y mantener viva la memoria de las 27 personas que murieron en el accidente ocurrido la madrugada del 7 de mayo del 2013, cuando una pipa que transportaba gas LP sobre la autopista México-Pachuca explotó, ocasionando la muerte de 27 personas.