Reconocen problemas de comercialización de maíz y frijol en Sinaloa

El titular de Agricultura dijo que el propósito es evitar congestionamiento para que no caiga el precio de esos básicos, pues mucho grano se va al consumo pecuario y no les conviene.
Juan Guerra Ochoa, secretario de Agricultura de Sinaloa.
Juan Guerra Ochoa, secretario de Agricultura de Sinaloa. (Adriana Carlos)

Mazatlán

Más de tres millones de toneladas de maíz y 150 mil de frijol están teniendo problemas de comercialización en Sinaloa, admitió el Secretario de Agricultura del estado, Juan Guerra Ochoa.

Dijo que, que se pretende evitar este congestionamiento para que no caiga el precio de esos básicos.

"El problema es que somos muy superavitarios en maíz para consumo humano, en lo que somos deficitarios es en lo que comen los animales, entonces mucho maíz se va al consumo pecuario y alcanza un precio pecuario, que menos nos conviene", indicó.

Señaló que, lo que se quisiera aumente la superficie de sorgo y se está promocionando el frijol pinto para evitar la caída del precio frijol amarillo.

"Tenemos buenas condiciones de humedad pero traemos condiciones de mercado que también es importante considerar. En el caso del maíz, arriba de tres millones de toneladas de maíz (blanco) ya es precio pecuario", indicó.

En el caso del frijol, comentó que, si se vendió a 20, 25 pesos el kilo se puede caer hasta 6. 8 pesos, dependiendo de los volúmenes.

Sin embargo, destacó que, después de los estragos provocados por los fenómenos climatológicos que se han presentado en la entidad, los productores "no se han rajado".

"A nosotros incluso, nos juzgan como si no hubiera habido eventos climatológicos, hemos perdido más de 1 millón de hectáreas con los siniestros, hemos tenido toda clase de eventos, y pareciera que no los hemos tenido, gracias al empuje de los productores", subrayó.

Incluso, dijo que, pese a ello, Sinaloa sigue manteniendo liderazgos agrícolas; maíz, frijol amarillo, garbanzo, hortalizas", expresó.
Incluso, dijo que, el año pasado Sinaloa agarró el liderazgo en producción del camarón, entre otros, a pesar de las adversidades.

Lo que queremos, es no producir tanto para no tener problemas en la comercialización, de tal suerte que se tiene que llegar a la autorregulación.