Reclaman constructoras de Guerrero adeudos de más de 700 mdp

Representantes de 240 compañías exigen el pago por concepto de obras ya ejecutadas en el contexto del Plan Nuevo Guerrero y Escuelas al Cien.      

Chilpancingo

Representantes de constructoras guerrerenses solicitaron que varias dependencias del gobierno federal y del estado, que paguen adeudos por más de 700 millones de pesos, por concepto de obras ya ejecutadas en el contexto del Plan Nuevo Guerrero y Escuelas al Cien.

En conferencia, Sergio Isacc Reyes Carbajal, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic), son 240 empresas locales las que son afectadas por la falta de pago, situación que tiene en un estado de crisis a dicho sector.

Explicó que el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) adeuda a 106 empresas incorporadas a la Cmic 100 millones 436 mil 946 pesos y un millón 627 mil 200 pesos, respectivamente.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Sct) debe 200 millones de pesos por el programa TRUDI, y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) 300 millones de pesos, desde el desastre ocurrido por los fenómenos naturales 'Ingrid' y 'Manuel', en septiembre de 2013.

También mencionó el caso de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), que debe a por lo menos 25 empresas la cantidad de 24 millones de pesos, mientras que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no ha pagado dos millones 645 mil pesos a una sola empresa.

Reyes Carbajal, hizo un atento llamado al gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto, así como a la administración estatal de Héctor Astudillo Flores, para que intervengan de manera inmediata y los pendientes se cubran.

"Ya hemos sido muy pacientes de manera institucional a esta situación de los adeudos y en Guerrero ya no estamos para esos tiempos", puntualizó.

En cuanto al Puerto de Acapulco, indicó que arrastra pendientes con 60 empresas, a las que no les ha cubierto 56 millones de pesos desde la administración municipal que encabezó Luis Walton Aburto, lo que da un monto de 700 millones de pesos que se deben a las empresas legalmente establecidas en Guerrero.

José Luis Cuevas Pano, presidente de Empresas Constructoras del Estado de Guerrero, dijo que "no hay trabajo y no pagan" y pidió a la SCT que les "abriera la puerta", pues cuando llegan las obras a Eduardo Rodríguez, quien funge como director de la SCT, se las asigna a las empresas que él prefiere, todas foráneas.

"Todas las empresas de Guerrero no tenemos trabajo y debemos solventar los gastos de seguro social, de hacienda, créditos bancarios, si no tenemos trabajo y si no nos pagan, ¿Cómo vamos a cumplir nosotros nuestras obligaciones?, nos dejan completamente amarrados", enfatizó.