Reclaman a gobernador de Guerrero que anticipe triunfo del PRI

Representantes del PRD y Morena se inconformaron porque Rogelio Ortega se refirió como gobernador electo al candidato priista Héctor Astudillo, cuando aún no recibe constancia de mayoría.

Chilpancingo

Por separado, los representantes del PRD y Morena ante el Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), incluso algunos consejeros reprocharon que de manera anticipada, el gobernador Rogelio Ortega Martínez se haya referido hacia el candidato del PRI-PVEM, Héctor Astudillo Flores como gobernador electo, cuando todavía no recibe su constancia de mayoría.

Rubén Cayetano Hernández, representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), señaló que en estos momentos hay diputados y alcaldes electos, porque ya recibieron su constancia de mayoría y por lo tanto adquieren esa denominación.

Precisó que a pesar de ser electos, todavía no tienen un status definitivo, pues están sujetos a proceso y la parte que pierde está en el derecho de presentar las impugnaciones correspondientes.

Bajo dicha consideración, pidió que el Consejo General del IEPC, debe en forma institucional aclarar ante la opinión pública, que en estos momentos no hay en Guerrero un gobernador electo.

Lo anterior, porque el gobernador Rogelio Ortega manifestó públicamente su felicitación hacia el candidato del PRI, refiriéndose a él como un gobernador electo, sin atender las condiciones legales en que adquiere esa calidad.

"Cuando se le entregue la constancia de mayoría será gobernador electo, sin embargo, no será algo definitivo hasta que los tribunales lo ratifiquen como tal, por eso es necesario que paren al jefe del Ejecutivo local, para que no ande de queda bien, diciendo que ya hay un gobernador electo".

Pidió que públicamente se hiciera un exhorto respetuoso al mandatario estatal, para efecto de que se precise ante la opinión pública guerrerense la situación real.

El representante del PRD, Ramiro Alonso de Jesús sostuvo que el equipo de abogados que coordina está en el análisis de los municipios y distritos en los que haya condiciones para pedir la nulidad del proceso, no descartó la posibilidad de impugnar la elección de gobernador.

"Este instituto debe llamar a la cordura a quienes por ahora manifiestan que hay un gobernador electo, como adelantándose al besamanos, cuando no está dicha la última palabra de la elección", refirió.

El consejero René Vargas consideró válida la inconformidad de los representantes del PRD y Morena, en el entendido de que no hay en la entidad gobernador electo, pues el cómputo de los votos en esa elección aún no concluye.

Reconoció que el gobernador Ortega pudo equivocarse respecto al estatus del candidato del PRI, razón por la que juzgó válida la propuesta de difundir un desplegado en el que se expliquen las etapas del proceso y en que momento un candidato ganador adquiere la condición de alcalde, diputado o gobernador electos.

El también consejero, Felipe Arturo Sánchez fue más enfático respecto a la situación del gobernador: "Estamos entrando en la etapa final del periodo electoral y debemos ser muy precisos en los términos; la autoridad no puede asumir el desconocimiento de la ley, si la desconoce pues mejor que cierre la boca".

La intervención fue aplaudida por los representantes de los partidos inconformes.