Rechazan la cuenta pública 2011 de 20 municipios de Guerrero

Solo los ayuntamientos de Taxco de Alarcón, Tetipac y Tlapa, obtienen el visto bueno de los diputados locales.

Guerrero

El Pleno del Congreso local rechazó la cuenta pública de 20 municipios correspondiente al ejercicio fiscal de 2011, cuyos casos serán turnados a la Auditoria General del Estado (AGE) y las autoridades correspondientes, para efecto de que inicien el procedimiento legal a que haya lugar.

Del paquete revisado la jornada del jueves por los integrantes del Poder Legislativo local, solo 3 ayuntamientos recibieron el aval de los diputados y tuvieron la aprobación de su cuenta pública 2011; fueron Taxco de Alarcón, Tetipac y Tlapa.

No se aprobaron las cuentas de Ahuocotzingo; Ajuchitlán del Progreso, Apaxtla de Castrejón, Arcelia, Atenango del Río, Atoyac de Alvarez, Buena Vista de Cuellar, Coahuayutla, Copanatoyac, Coyuca de Benítez, Cualac, Cuauhtepec, Zumpango, Florencio Villarreal, Huitzuco de los Figueroa, Huamuxtitlán, Igualapa, Iliatenco y Hueycantenango.

En el dictamen aprobado la tarde del jueves, los diputados locales señalan que la AGE emitió su informe de manera oportuna, de tal suerte que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública estuvo en condiciones de hacer las observaciones correspondientes.

Al municipio de Ahuocotzingo se le observó una comprobación pendiente por 5 millones 443 mil 498 pesos; Ajuchitlán debe solventar 7 millones 699 mil pesos, Apaxtla 4 millones 543 mil pesos, Arcelia 12 millones 963 mil, Atenango 2 millones 317 mil 331, Atoyac 49 millones 141 mil, Buensa Vista de Cuellar 6 millones 650 mil, Coahuayutla 11 millones 592 mil, Copanatoyac 11 millones 150 mil pesos, Coyuca de Benítez 26 millones 891 mil, Cualac 2 millones 542 mil, Cuauhtepec 4 millones 937 mil 335 pesos, Zumpango 34 millones 801 mil, Cruz Grande 8 millones 053 mil, Huitzuco 8 millones 27 mil 770, Igualapa 13 millones 817 mil, Iliatenco 13 millones 715 mil y Hueycantenango tiene por solventar observaciones que alcanzan 11 millones 355 mil pesos.

En opinión de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, se indica que los responsables del manejo de los recursos en los municipios rechazados incurrieron en irresponsabilidades en cuanto a recaudación, administración y custodia de los recursos públicos, no se ajustaron a la normatividad establecida y en consecuencia, causaron daños a las haciendas públicas municipales.