Alcalde de Acapulco no cederá a presión de policías en paro

Luis Walton aseguró que no destituirán al secretario de Seguridad de Acapulco ni aumentará los sueldos de policías un 20 por ciento, como lo demandan los paristas.
Luis Walton, alcalde de Acapulco.
Luis Walton, alcalde de Acapulco. (Cortesía)

Ciudad de México

Luis Walton, alcalde de Acapulco, dijo que no cederán ante la presión de los policías municipales que iniciaron un paro para exigir que se destituya al secretario de Seguridad de Acapulco, Alfredo Álvarez Valenzuela.

"No es que sea un no definitivo, pero no puede ser que a consecuencia de una marcha o un paro vayamos a quitar a un funcionario. Vamos a seguir en el diálogo, pero no con esta presión", aseguró.

En entrevista con Azucena Uresti para Milenio Televisión, el alcalde de Acapulco explicó que se reunió el viernes con los policías municipales, en paro desde el 18 de abril, pero que no habrá acuerdo en dos de sus exigencias: el aumento del 20 por ciento a su salario y la destitución del secretario de Seguridad.

"Acapulco no tiene la facilidad económica de dar un 20 por ciento de salario. Todos los puntos que ellos pidieron accedimos, pero quieren a cambio que se vaya. No vemos las condiciones para quitar al secretario", dijo.

Walton aseguró que están abiertos al diálogo, pero que si los policías no regresan a sus labores, tendrán que levantar las actas correspondientes. "Si la situación sigue de esa manera, tiene que sancionarse. Tienen que levantarse las actas de que no trabajan. Tenemos que valorarlo, pero estamos invitándolos al diálogo", dijo.

Aseguró que Acapulco "no está sin vigilancia, está el Ejército, la Marina, Policía federal y Policía del estado" y dijo que si los policías en paro no acceden se le notificará al gobernador Ángel Aguirre para que "se tomen las medidas pertinentes".

Más de mil 500 efectivos de las policías turística, preventiva, vial y auxiliar del puerto de Acapulco iniciaron un paro de labores indefinido el 18 de abril hasta que les resuelvan sus demandas, compiladas en un pliego de diez puntos, entre las que se encuentra la destitución del secretario de Seguridad de Acapulco.