Rechaza PRD aliarse con el PAN en Nayarit

El PRI aprobó ir en coalición con el PANAL y PVEM para contender en los próximos comicios del 2014, donde se renovará el Congreso y 20 presidencias municipales.

Nararit

Mientras que la Comisión Política Nacional del PRD rechazó una alianza electoral con el PAN en el estado de Nayarit para disputar los comicios intermedios del mes de julio para renovar la Cámara de Diputados y 20 presidencias municipales, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) aprobó coaligarse con el PANAL y PVEM.

En reunión extraordinaria del Consejo Político Estatal del PRI se autorizó por unanimidad suscribir el convenio de coalición con el Partido Nueva Alianza y Verde Ecologista para contender en los comicios de este 2014.

La coalición fue registrada ante el Instituto Estatal Electoral, que marcó como fecha fatal el martes 21 de enero.

El PRI determinó además elegir a sus candidatos a diputados y ayuntamientos por Convención de Delegados.

En diciembre del 2013 tanto el Comité Ejecutivo Nacional como el Estatal del Partido Acción Nacional aprobaron coaligarse con otras fuerzas políticas, que incluirían al PRD.

Sin embargo, la tarde de este martes en la Ciudad de México, con 12 votos en contra, uno a favor y dos ausencias, la Comisión Política Nacional del PRD rechazó una alianza electoral con el PAN en Nayarit.

El único voto a favor fue emitido por la ex diputada federal nayarita, Sonia Ibarra y esposa del ex presidente nacional perredista, Guadalupe Acosta Naranjo.

Los comisionados, entre ellos el presidente del PRD Jesús Zambrano, valoraron que aún aliados con el PAN las posibilidades de triunfo en el estado eran mínimas.

En la reunión a puerta cerrada, según fuentes perredistas, Zambrano expuso que la intención del voto del PRI es del 50 por ciento, en contraste con el 12 por ciento que registra el PRD y el 18 por ciento del PAN, por lo que no era conveniente confrontar al partido ni asumir un costo político si dicha alianza no resultaría exitosa.

Sólo la comisionada Sonia Ibarra defendió la posibilidad de ir en coalición, bajo el argumento de que se requería hacer un frente común contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Representantes de otras corrientes como Izquierda Democrática Nacional, que dirige René Bejarano, señalaron que la alianza con el blanquiazul era insostenible pues este partido avaló en diciembre pasado la reforma energética

En tanto el Partido del Trabajo y Partido de la Revolución Socialista (PRS con registro local) determinaron disputar solos la contienda intermedia.