Rechaza Navarrete Prida que huracanes provoquen caída súbita en economía

El titular del trabajo señaló que se han destinado recursos emergentes desorden de 200 mdp para atender a los más de 61 mil  trabajadores afectados por los fenómenos naturales.
El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida.
El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

El secretario federal de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida,  rechazó que los huracanes vayan a causar una baja de crecimiento súbita en la economía  por la pérdida de empleos.

El funcionario federal dijo que se han destinado recursos emergentes  por el orden de los 200 millones de pesos para atender a los más de 61 mil  trabajadores afectados por los fenómenos naturales,  quienes han sido apoyados desde la entrega de becas para empleo, el otorgamiento de créditos y el apoyos para recuperar sus enseres domésticos perdidos.

Detalló que en el estado de Guerrero que fue uno de los estados más afectados,  al que se atendió de tres formas distintas. La primera fue un programa emergente de apoyo a la planta productiva, ahí se canalizaron 30 millones de pesos para que los empleadores no despidieran a sus trabajadores, principalmente eventuales, sobre todo  aquellas que laboran en el puerto de Acapulco, en tanto se lograba reinstalar la infraestructura, a los que se pagó hasta tres salarios mínimos según el número de horas laboradas.

Dijo que también se les capacito a estos trabajadores, de la misma forma se apoyó en las labores de remodelación y reconstrucción de sus centros de trabajo. “El viernes estuvimos con los últimos 300 trabajadores de la industria hotelera que se apoyó”.

La segunda acción de apoyo aplicada en Guerrero, -abundó-,  fue la entrega de créditos 200 millones de pesos de Fonacot, de apartado (a) y (b), que les permitirá a las tiendas, a las fondas a los restaurantes, tintorerías, tener dinero, principalmente en estas épocas que no hay dinero para mantener sus negocios y a los trabajadores que perdieron enseres apoyarlos rápidamente con créditos blandos de largo plazo.

Y en la tercera vía se acción, se ofreció a los trabajadores que fueron injustificadamente despedidos por sus patrones, para que sean reinstalados.

En el caso de Oaxaca puntualizó que se atendió con 60 millones de pesos que se diseminaron desde la entrega de becas, hasta apoyos para mejorar la capacidad de sus empresas y acciones de auto ayuda para quienes dispongan de abrir su propio negocio.

Dejo claro que el gobierno federal, actuó con eficacia, aplicando los protocolos internacionales marcados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que exige las aplicaciones  de medidas emergentes cuando se suscitan desastres naturales para evitar una súbita caída de la economía, para evitar la pérdida de empleos y para mantener pisos de protección social para los sectores vulnerables.

Adelantó que podría crecer la ayuda económica para ambos estados y otros que haya sido afectados por los fenómenos naturales, pero la disposición de los fondos dependerá de la destreza que tengan los mismos gobiernos para bajar los fondos autorizados, advirtiendo que sería un crimen que teniendo situaciones de gravedad se pueda incurrir en posibles subejercicios.

Antes Navarrete Prida, lanzó un llamado al Congreso Federal para que se pueda aprobar la reforma financiera presentada por el presidente Enrique Peña, para que se pueda abaratar los créditos a la micro empresa y a la agricultura.