Rechaza Greenpace entrada de productos transgénicos a México

Al arribar el barco insignia "Rainbow Warrior", el presidente estatal de maíz en Sinaloa dijo que la pelea es para que en el estado no se establezca el cultivo del grano transgénico.

Mazatlán

Un rechazo a la introducción a los productos transgénicos a México, y apoyo a una agricultura sustentable, fue parte de la demanda que Greenpace hizo esta mañana en Mazatlán, donde arribó el barco insignia "Rainbow Warrior". (Gerrero del Arcoiris).

Con las notas musicales de la banda sinaloense se llevó a cabo la recepción de los 17 tripulantes que llegaron a bordo del navío, proveniente de San Diego, después de estar en mantenimiento.

El presidente del estatal maíz en Sinaloa, Alonso Campos, dijo que la pelea es para que en el estado, principal productor en el país, no se establezca el cultivo del grano transgénico.

A nivel mundial México representa cerca del 50 por ciento del maíz blando en el mundo, de mil millones de toneladas de maíz que se producen, dijo.

De eso, 22 millones de toneladas se producen en Sinaloa, principal productor en México, y es considerado el mejor del mundo.

"De estar recibiendo ese atentado por parte de las transnacionales que se apropian del valor que generan los alimentos durante el proceso productivo, su transformación y mercadeo", replicó.

Señaló que, esta apropiación del valor de los alimentos está recibiendo ese nuevo agravio.

"De por sí en el asunto de las semillas, una bolsa de 20 kilos que se están utilizando son híbridos tiene un valor de 20 kilos de semilla de maíz, que actualmente se utilizan, tiene un valor de tres mil 500 pesos, y el maíz que están queriendo vender escasamente pagan la tonelada a tres mil, entonces esta situación se va acabar", agregó.

Dijo que, el maíz transgénico no les rinde más que las actuales variedades, ni resuelve el problema de las plagas, sino que ha sido controlado aún más el proceso del valor de la semilla.

Además, es rechazado en muchas partes del mundo por tanto, el activo de México de ser un país que no produce productos transgénicos es un activo que se perdería por la ambición de un selecto grupo de gentes.

Generan enorme riesgo esa tecnología para el medio ambiente amen de los problemas posibles, a través del tiempo de tipo alimentario, de salud, recalcó.

Esta es una de las tres campañas que estos ambientalistas harán durante su recorrido por varios puertos del país, en Mazatlán permanecerán hasta el 9 de febrero, posteriormente la embarcación se trasladará a Puerto Vallarta, Acapulco, Colombia y en febrero regresa por el Golfo.

En conferencia de prensa a bordo del barco, Joe Stewar, Silvia Díaz, campañista de agricultura sustentable, Alonso Campo, representante de agricultura sinaloense, Carlos Ramón Carballo, y el chef Aquiles Chávez, se pronunciaron a favor de la agricultura sustentable.

Se dijo que México se encuentra en un momento decisivo para el país la toma de decisiones del actual gobierno es de suma importancia para tener un futuro sustentable o no, la apuesta está en una forma de vida tanto de los ciudadanos como de las corporaciones y sus prácticas.

En el Pacífico y Golfo se estarán abordando tres temas importantes para el país, uno de ellos la agricultura papel fundamental para contar con alimentos sustentables, sanos suficientes y de calidad.

Otro la energía, porque el sistema energético del país se está fundamentando principalmente en la energía sucia y el país es sumamente dependiente del petróleo.

Se dijo que, es momento de revirar, de empezar hablar de las energías renovables, siempre y cuando sean con justicia social.

Otro tema muy relevante es el de las descargas tóxicas que están contaminando los cuerpos de agua que vienen de las industrias contaminantes, que hay encontrado en nuestro país, un paraíso para contaminar, se subrayó.

En este tour, se estará denunciando la contaminación y exigiendo al gobernó una regulación de las descargas que tienen las grandes marcas de ropa que están produciendo en el país.