Rebelión maya: quieren cuota de acceso a Chiché Itzá

La comisaría de Tinum bloqueó el acceso a la zona arqueológica a fin de evitar que se cometan delitos en la zona y se afecte el flujo de turistas nacionales e internacionales, dijo el titular de ...

Mérida

Ejidatarios de Pisté se rebelan a las autoridades municipales, estatales y federales y pretenden cobrar derecho de entrada a la zona arqueológica de Chichén Itzá y argumentan que fueron engañados por el INAH y el Patronato Cultur.

La secretaría de Gobierno de Yucatán convocó a una mesa de trabajo con una representación de ejidatarios de la comunidad de Pisté, comisaría de Tinum, quienes bloquearon el acceso a la zona arqueológica de Chichén Itzá, informó el titular de esa dependencia, Víctor Caballero Durán, a fin de evitar que se cometan delitos en la zona y se afecte el flujo de turistas nacionales e internacionales.

Horas después, Caballero presentó su renuncia para ser candidato a diputación plurinominal del PRI.

Dado que los hechos derivan en una posible controversia jurídica, el gobierno del estado se dice dispuesto a ofrecer información y orientación y puso el tema a cargo de las direcciones de Gobierno y de Asuntos Agrarios.

Encabezados por el presidente del Comisariado Ejidal de Pisté, Evelio Mis Tun, los inconformes, todos de la etnia maya, consideran que están siendo violados sus derechos pues aseguran que la tierra les corresponde y por tanto tratan de organizar mejores opciones para su subsistencia.

Con relación al supuesto convenio con el Patronato Cultur para el cobro de presuntos derechos de acceso a la zona arqueológica al que aluden los ejidatarios, el cual, dijeron, data de 1997, las autoridades estatales ofrecen acudir, de manera conjunta, el próximo lunes 9 de marzo a las oficinas de dicho organismo para recibir orientación e información al respecto.

Por su parte, la dirección Jurídica les recordó que toda acción que impida el libre tránsito en la entidad federativa es ilegal y están descartados los cobros no regulados por la Ley.

Por tanto, se exhorta a los ejidatarios abstenerse en realizar actos que contravengan el marco jurídico y apegar sus acciones conforme a la ley o acudan a las vías institucionales.