Reacción tardía del gobierno federal, dicen empresarios

Prestadores de servicios turísticos exige acciones más contundentes y no solo mesas de trabajo que nada resuelve para salvar la temporada decembrina. Hay 25 mil cuartos cancelados.

Acapulco

Los efectos por las movilizaciones y tomas de carreteras golpean al sector turístico en Guerrero, donde ya suman más de 25 mil cuartos-noche las cancelaciones y los daños alcanzan el 2015.

Una reunión con sectores productivos y turísticos del llamado Triángulo del Sol y autoridades del gobierno federal, dejó insatisfechos a un sector del empresariado local que exige acciones más contundentes y no solo mesas de trabajo que nada resuelve para salvar la temporada decembrina.

Lo anterior en entrevista empresarios hoteleros y prestadores de servicios turísticos que plantearon al gobierno federal y la titular de la Secretaría de Turismo (SECTUR) del gobierno federal, Claudia Ruiz Massieu, las necesidades para evitar que se siga dañando al llamado Triángulo del Sol.

"Lo primordial que necesitamos en Acapulco, es exigir el libre tránsito porque con la promoción podemos gastarnos miles de millones de pesos, pero si no tenemos una casa abierta como vamos a dejar entrar al turista.

"Por más que se hable con las diferentes líneas aéreas, por más que se hable a diferentes mayoristas que no cancelen, no va a cambiar hasta que no le demos la confianza de que va a regresar el turismo", expresó la dirigente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), Mariberta Medina Cortez.

Detalló que se les indicó a los funcionarios del gobierno federal que la toma de carreteras ha desalentado a los vacacionistas y ya empieza a causar estragos para el 2015, donde incluso hasta las convenciones han empezado a estar cancelando sus eventos en el puerto de Acapulco.

"Está reaccionando tarde el gobierno federal y no están en las reuniones los directamente afectados a los turistas, invitaron a los delegados estatales y federales, para que les aplaudan a los funcionarios del gobierno federal, pero mientras tanto Acapulco está quebrado.

"Acapulco necesita del gobierno federal, pero una reacción inmediata, económica y una promoción intensa. Nos dicen (los del gobierno federal) que en diez días y para entonces será muy tarde, dicen que para rescatar la temporada decembrina, y eso es mentira, no se puede rescatar la temporada", se quejó el empresario restaurantero Katan Rodríguez Escalona.