Reabren Palacio de Gobierno en Guerrero

A una semana de la embestida normalista los burócratas pudieron ingresar al inmueble, aunque la mayoría de los ventanales aún están rotos. Restringen el paso a reporteros. 

Chilpancingo

Siete días después de la irrupción de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, el Palacio de Gobierno reabrió sus puertas de acceso, solamente se permitió el paso a los trabajadores y se restringió el paso a los medios de comunicación.

La mañana del lunes 20 de octubre, los burócratas pudieron reingresar al inmueble ubicado en el lado sur de Chilpancingo, aunque la mayoría de los ventanales todavía permanecen rotos.

Lo que se habilitó fue el equipo de computo y se reacomodó toda la documentación que había quedado tirada en el suelo.

El edificio Tierra Caliente, que fue incendiado la tarde del 13 de octubre sigue cerrado, las grandes hojas de cristal actualmente son sustituidas por placas de metal.

Los policías que resguardan la puerta principal de Palacio, que es la que desemboca frente a la vialidad norte-sur del río Huacapa frenaron el paso de los medios de comunicación, con el único argumento de que esa es la indicación que dio el alto mando en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

La mañana del lunes, el edificio Vicente Guerrero, que alberga oficinas de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) fueron desalojadas por los trabajadores, luego de que una llamada anónima alertara sobre la llegada de un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, lo que nunca ocurrió.

En el Vicente Guerrero también se ubican oficinas de la Procuraduría de Protección Ecológica (PROPEG) y de la Secretaría de la Mujer (SEMUJER).

Durante la jornada del lunes no se registraron incidentes en edificios públicos.