Ratificación de Rogelio Ortega en gobierno no es segura: PRI-Guerrero

El coordinador del tricolor en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón, dijo que si el 24 de abril, Aguirre Rivero pide ampliar su licencia, el Parlamento designará a un gobernador sustituto.
El coordinador del PRI en el Congreso de Guerrero, Héctor Apreza.
El coordinador del PRI en el Congreso de Guerrero, Héctor Apreza. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón sostuvo que probablemente el gobernador interino, Rogelio Ortega Martínez no logre el visto bueno del Pleno para mantenerse en el Poder Ejecutivo más allá del 24 de abril, fecha en que vencerá la licencia por seis meses del gobernador constitucional, Ángel Aguirre Rivero.

Apreza Patrón recordó que de acuerdo a la Constitución General de la República, pasados los dos años de su mandato, un gobernador puede presentar licencia hasta por seis meses.

Cuando Ángel Aguirre se separó del gobierno, a consecuencia del asesinato de seis personas en Iguala, así como la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, el Congreso designó a Rogelio Ortega como gobernador interino.

Si el 24 de abril, Aguirre Rivero pide la ampliación de su licencia, el Congreso se erigirá en Colegio Electoral para designar a un gobernador sustituto, que será quien culmine el mandato Constitucional.

Apreza reconoció que si Aguirre solicita su reincorporación al gobierno no cometerá ninguna irregularidad, el Congreso deberá abrirle paso "porque sus derechos políticos están a salvo".

Por esa razón es que se modificó el artículo tercero del decreto 522, con el que se clarifica que la licencia de Aguirre concluye la noche del 24 de abril, lo que implica que hasta ese momento Rogelio Ortega será gobernador interino.

El líder de los diputados del tricolor, dijo que al momento en que se definió el interinato, Guerrero necesitaba de un gobernador con perfil ciudadano.

Por eso, aunque la propuesta de Ortega la hizo el PRD, contó con el aval de los demás partidos políticos, que estaban convencidos de la necesidad de generar estabilidad política y social para la entidad.

"Hay una regla no escrita, va en el sentido de que el partido que ganó los comicios tiene la oportunidad de designar al interino y en su caso al sustituto", indicó.

A diez días de que se defina la permanencia o no de Ortega, el coordinador de los diputados del PRI, señaló que se recibió con extrañeza la declaración del mandatario interino, en el sentido de que él no pidió ser gobernador, si no que las élites de los partidos políticos lo buscaron.

"El, al momento de tomar protesta hizo el compromiso de cumplir; hoy, cualquier situación me parece poco seria", reprochó.