En Quintana Roo esperan 600 mil turistas esta semana

La secretaria de Turismo estatal, Laura Fernández, dijo que hay 450 mil reservaciones confirmadas; se prevé que 150 mil visitantes lleguen a casas de amigos y familiares y 90 mil en cruceros.

Cancún

La secretaria de Turismo de Quintana Roo, Laura Fernández Piña, informó que esta semana Santa marcará un nuevo hito turístico con 600 mil visitantes.

Solo en hoteles estarán 450 mil visitantes con reservaciones confirmadas; adicionalmente se esperan 150 mil que suelen llegar a casas de amigos y familiares y 90 mil más que desembarcarán en cruceros.

Además se prevé que las centrales camioneras aumentarán hasta 30 por ciento sus corridas y el Aeropuerto Internacional de Cancún mantendrá días con más de 400 operaciones.

La funcionaria estatal aseguró que el sector turístico y de servicios se encuentra listo para recibir a más de medio millón de paseantes nacionales que empezarán a llegar a Quintana Roo para vacaciones de Semana Santa.

La mayor cantidad de paseantes llegará entre el 2 y el 5 de abril, cuando se alcanzará el tope hotelero en los principales destinos de la entidad.

Fernández Piña agregó que autoridades de los tres órdenes de gobierno se han coordinado para mantener la seguridad de los viajeros que llegan a destinos quintanarroenses, tanto por carretera como por mar y aire, con operativos especiales.

La secretaria de Turismo explicó que hoteleros y prestadores de servicios, con miles de trabajadores de la industria turística local están preparados para esta temporada vacacional que será formidable para la entidad.

“Los próximos cuatro días serán los de mayor movimiento de turistas esta Semana Mayor, cuando el Aeropuerto de Cancún, centrales camioneras, playas y puntos turísticos se mantendrán al máximo de operación.

Fernández Piña mencionó que la temporada alta se ha prolongado de forma extraordinaria desde noviembre del año pasado con ocupaciones promedio sobre 82 por ciento en Cancún y la Riviera Maya, y agregó que al finalizar la temporada de verano se tendrá un descenso en ocupación hotelera, que no será tan drástica como en otros años.