Tiene Quintana Roo ley contra marchas

El Congreso aprueba restringir las manifestaciones sociales y avala el uso de la fuerza pública para disolver los bloqueos.
Legisladores locales votaton ayer.
Legisladores locales votaton ayer. (Especial)

Cancún

El Congreso de Quintana Roo aprobó en su sesión vespertina la Ley de Ordenamiento Social que restringe manifestaciones sociales y avala usar a la fuerza pública para disolver movimientos no autorizadas y bloqueos en calles y vías de comunicación.

El priista Juan Carrillo Soberanis, promotor de la ley, expuso que se “busca preservar la tranquilidad ciudadana, la integridad de turistas e intereses públicos y particulares, que son blanco usual de manifestantes”.

La iniciativa presentada el jueves y aprobada por mayoría en comisiones fue turnada al pleno del Congreso, que la aprobó ayer mayoritariamente, luego de un encendido debate de las fracciones de PRI, contra PAN, PRD y PT, quienes la calificaron como violatoria de garantías constitucionales.

A favor votaron los diputados del PRI, PVEM y Panal, que forman mayoría, en contra se manifestaron las bancadas del PAN, PRD y PT, en bloque de oposición.

La oposición debatía los argumentos priistas, quienes señalaron “no es válido atentar contra el turismo, ni contra la libre circulación de ciudadanos.”

La nueva ley faculta a la autoridad para intervenir si en una protesta“Se altera el funcionamiento de instituciones que prestan servicios para la paz, tranquilidad de comunidades, se impide el normal desarrollo de actividades, se alteran derechos humanos, o se injuria públicamente, se recurre a violencia o amenazas para obligar a que la autoridad resuelva peticiones de los manifestantes”.

De manera contundente prohíbe bloqueos en calles y vías públicas y advierte que éstos serán disueltos.

Se vetan marchas en “vías primarias” y se regulan manifestaciones y sitios públicos.

“Cuando las manifestaciones se den en vías públicas, el paso de los participantes no deberá de obstruir más de la mitad de los carriles, cuando la vía pública lo permita, los manifestantes deberán usar carriles laterales”.

“En caso de manifestaciones en áreas prohibidas, la autoridad apercibirá a los manifestantes a desistir de hacerlas, en caso de negativa, la autoridad, tomará medidas conducentes para reencauzar a manifestantes a zonas permitidas.”

La ley restringe espacios para marchas, especialmente los sitios turísticos. Esta medida no es nueva, pues desde hace al menos una década las marchas están vetadas en la zona turística, con el argumento de proteger al sector, fundamental para la economía estatal.

Se indica: “Manifestaciones, marchas o plantones, se prohíben en espacios públicos con valor histórico, cultural, turístico, arquitectónico o de importancia para el desarrollo del estado, o sus accesos, para salvaguardar la actividad económica, generación de empleos y estabilidad política, económica y social de la entidad”.