Queman vehículo con tres cadáveres en Chilapa

Empresarios lanzan voz de alerta a fin de que el gobierno federal ponga orden en el lugar y detenga la escalada de violencia que afecta la actividad productiva.   

Chilpancingo

La mañana del jueves un coche fue quemado en la entrada norte de Chilapa con tres cadáveres en su interior, el sector empresarial lanzó una voz de alerta para que se detenga la escalada de violencia que afecta la actividad productiva.

Aproximadamente a las 06:30 horas, automovilistas que circulaban por la ruta que comunica con el municipio de Tlapa de Comonfort reportaron el hallazgo de la unidad en llamas, estaba a orilla de carretera, cerca de la desviación que va hacia el vecino municipio de Ahuocotzingo.

Corporaciones de diferentes policías se movilizaron de inmediato, todavía lo encontraron en llamas, se percataron de que dentro de la misma estaban tres cuerpos calcinándose.

Cerca, en el suelo se ubicó una manta con un mensaje dirigido hacia uno de los grupos delictivos que se disputan el control de la zona.

La tarde del miércoles, en la cabecera municipal se reactivó la vigilancia por parte del Ejército Nacional, tras una visita que realizó el gobernador Rogelio Ortega Martínez.

También, la coordinación regional de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) dio a conocer la decisión de suspender clases en 661 escuelas distribuidas en la cabecera municipal y sus más de 120 comunidades.

Sector empresarial levanta la voz

Cuestionado sobre lo que sucede en Chilapa, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la región Centro de Guerrero, Jaime Nava Romero, sostuvo que la violencia de los últimos días genera la percepción de que Chilapa está fuera de control.

"Parece tierra de nadie, por lo que nos hace falta la decidida intervención de la federación para poner orden ahí; yo no creo que el gobierno estatal y del municipio nos puedan brindar la suficiente seguridad, ni siquiera la mínima para los candidatos", apuntó.

Mencionó que en Chilapa hay muchos empresarios incorporados a Coparmex, los que reportan que la actividad comercial se ha inhibido por la zozobra de los últimos meses.

"Simplemente los horarios de venta han disminuido, se transita por las calles con mucho miedo; el más mínimo sonido de un balazo, incluso un ruido estruendoso todo mundo se repliega", anotó.

Como se trata de una guerra entre grupos delictivos, sostuvo que es común que los pobladores lleguen a quedarse en medio del fuego cruzado, además de que están sometidos al secuestro, la extorsión y el cobro de piso.