La Puebla subterránea sí existe y mañana abre al público

Se trata de 120 metros de túneles que datan de la época colonial, aunque se ignora quién y para qué se hicieron, dice el gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural del ayundatmiento.

Puebla

La Puebla subterránea sí existe. Hoy, a las nueve de la mañana será abierta formalmente para que mañana pueda ser visitada por todos gratis. Es un pasadizo de túneles húmedos, fríos, por donde cabe una carreta y un hombre a caballo; de bóveda de lasca de la época Virreinal y de lasca con ladrillo del siglo XIX.

De acuerdo con el trazo hecho para Los Secretos de Puebla, programa del ayuntamiento, son aproximadamente 120 metros, la parte más corta en el Paseo de San Francisco, bajo los Lavaderos de Alomoloya y la Plaza Fray Junípero Serra, que será inaugurada hoy por el alcalde Luis Banck Serrato; y la segunda, la más extensa, bajo la acera del Bulevar Héroes del 5 de Mayo número 208 y el Instituto de Artes Visuales del estado, al pie del Cerro de Loreto y Guadalupe.

En un recorrido de MILENIO Puebla se pudo comprobar que el túnel bajo Almoloya conduce, hacia el oriente, a Casa Aguayo, actual sede del gobierno estatal; pero también hacia el poniente, hacia donde estuvo el lecho del Río San Francisco y más allá, hacia donde estuvo el molino y hoy está el fraccionamiento del mismo nombre.

En el caso de Xanenetla, el espacio abierto, más de cien metros, al cual se entra desde la lateral norte del Bulevar Héroes del 5 de Mayo "viene" del sur aparentemente desde la iglesia de San José y conduce hacia el Fuerte de Loreto, en el cerro de Los Fuertes, espacio que, abierto lo más posible, podría ser inaugurado en mayo, con más de 300 metros de extensión.

De acuerdo con Sergio Vergara Berdejo, gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural del ayuntamiento, se trata de construcciones que datan de la época colonial, aunque no se sepa aún quién y para qué los construyó; modificados en el siglo XIX, podrían haber alcanzado hasta los siete metros de altura y una anchura de poco más de dos metros.

Tal como están abiertos tienen una altura de poco más de dos metros aunque, en el caso del de Xanenetla, se nota cómo fue hecha una bóveda "nueva" en el siglo XIX para reducir el pasadizo unos centímetros en el techo, pero no en el piso; se cree que abarcaba un promedio de tres metros de altura, aunque podrían haber sido más, "incluso hasta siete",según Vergara Berdejo.

El pasado viernes, poco antes de la medianoche, José Antonio Gali Fayad recorrió las obras que formalmente ya no pudo inaugurar como alcalde, pues ese día pidió permiso definitivo para separarse del cargo y competir por la gubernatura de Puebla. Al día siguiente, la salida del Puente de Bubas hacia el Bulevar Héroes del 5 de Mayo, al costado poniente de la que fue la Villa Flora, fue abierto al público, aunque con reservas; el subterráneo de Xanentla, bautizado como "5 de mayo" también fue abierto a la gente; solo el de San Francisco, bajo los Lavaderos de Alomoloya, podrá ser visto a partir de hoy.

En los dos túneles los trabajadores continuarán "con precaución" con las labores de apertura de los sitios, mientras la gente los visita: "Contamos con el apoyo de los colegios de Ingenieros y de Arquitectos; continuaremos los trabajos apoyados por geólogos de la UNAM para que no haya necesidad de interrumpir las labores y 'abrir' en los lados contrarios de donde ahora lo están, para que se 'encuentren' las dos excavaciones", adelantó Sergio Vergara.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]