Puebla espera más 180 mil fieles para el Viernes Santo

La procesión considerada una tradición piadosa rescatada en el año 1992 en Puebla, representa el caminar de Jesús en su camino al Calvario.

Puebla

El número de fieles que acude a la Procesión de Viernes Santo incrementó más de seis veces al pasar de 25 mil en 2008 a más 150 mil fieles en 2015. Para este año, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, estimó que el número de personas que acompañarán a cinco imágenes por las calles del centro histórico el próximo viernes, superará los 180 mil.

La procesión considerada una tradición piadosa rescatada en el año 1992 en Puebla, representa el caminar de Jesús en su camino al Calvario, donde las imágenes más antiguas y con mayor número de devotos en la Angelópolis, salen a recorrer las calles a partir de las 12:00 horas y regresan a catedral a las 15:00 horas, explicó Sánchez Espinosa.

La Virgen de la Soledad, Jesús de las Tres Caídas, la Virgen de los Dolores, Jesús Nazareno y el Señor de las Maravillas, son las cinco imágenes que a lo largo del año reciben a más visitantes en sus respectivos templos de la ciudad de Puebla. Las cinco figuras saldrán a las calles a partir de las 9:00 horas del próximo viernes, cargadas por fieles católicos, para encabezar la Procesión de Viernes Santo en el centro histórico de la ciudad.

Las imágenes creadas en los siglos XVI, XVII y XVIII, participarán en la procesión de Viernes Santo. La Virgen de la Soledad del templo del mismo nombre encabezará la procesión; seguirá Jesús de las Tres Caídas de la Parroquia de Analco; en tercer lugar aparecerá  la Virgen de los Dolores del templo del Carmen; luego se ubicará Jesús Nazareno de la parroquia de San José; y cerrará el Señor de las Maravillas del templo de Santa Mónica.

Las cinco imágenes que participan en la procesión de Viernes Santo, fueron escogidas en su mayoría desde la edición de 1992 cuando  el entonces arzobispo de Puebla, Rosendo Huesca y Pacheco, decidió recuperar la tradición que se había perdido en 1856.

“Es la séptima semana santa en la que yo voy a participar como arzobispo. Recuerdo que en la primera me dijeron que un año atrás acudieron 25 mil fieles posesionando. En mi primer año, en 2009, me dijeron que participaron 40 mil. Es por la novedad de su llegada, me dijeron. La sorpresa es que cada año ha ido aumentando considerablemente el número de participantes. Después fueron 80, luego 100 mil, luego 125 mil. Nos los dice Protección Civil, no lo decimos nosotros. Ellos van haciendo un cálculo de cuánta gente está participando. Ahora hablamos de 150 a 180 mil fieles. La procesión de Puebla es la más concurrida. Antes se hablaba de la de San Luis Potosí pero ahora es la de Puebla. Es la más concurrida y sobre todo la de más devoción porque es una verdadera procesión, todos van meditando, van rezando, cantando. Mucha gente es las orillas de las calles van viendo pasar las imágenes pero también cantan y se conmueven”, comentó.

Puebla, polo de turismo religioso

Para el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, la realización de la Procesión de Viernes Santo se traduce en que la Angelópolis se convierta en una de las ciudades con más visitantes durante la semana santa.

“La procesión seguirá creciendo. Llega mucho turismo a Puebla. Mucha gente viene al viernes santo a la ciudad de Puebla por la procesión, por ver a la imagen del Señor de las Maravillas en las calles”, destacó.

Aumentan crisis arraigo hacia actos piadosos como la Procesión de Viernes Santo

El número de fieles católicos aumenta en actos piadosos como la Procesión de Viernes Santo, contrario a lo que se pueda presentar, cuando se presentan  crisis económicas o problemas entre la sociedad.

El investigador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Eduardo Merlo Juárez, explicó que cada año aumenta el número de fieles que comenzó hace 25 años con un grupo reducido.

“Son tradiciones vivas en el país y en el estado de Puebla, aunque con el paso del tiempo sufren modificaciones y se les agregan algunos elementos, pero de ninguna manera se pierden, porque forman parte de las raíces de los habitantes del país”, comentó Merlo Juárez.

Merlo Juárez, uno de los impulsores de la procesión de viernes santo en Puebla, comentó que después de que en tiempos de Benito Juárez, en 1856, se suspendió el acto piadoso por las calles de la Angelópolis, cuando se quiso retomar en 1992, casi nadie tenía referencia de lo que sucedía en el centro histórico.

“Ya nadie se acordaba, ni remotamente, se acordaban de las imágenes. Había muchas procesiones, no había una, había muchas desde el domingo de Ramos hasta el domingo de Resurrección. Después de platicarlo por un buen tiempo, decidimos con el entonces arzobispo de Peubla, Rosendo Huesca y Pacheco, retomar la tradición y salir a procesionar”, comentó.

En años anteriores, diferentes instituciones intentaron recuperar la procesión de viernes santo sin éxito pero en 1992, se logró un alto número de participantes que cada año está creciendo, destacó Merlo Juárez.

“No fueron tantas como ahora, ni remotamente. Fue mucho más de la que nos imaginábamos. Al siguiente año, aumentó un poco más. Salían solamente cuatro imágenes. Al tercer año, en 1995, logramos que saliera la imagen el Señor de las Maravillas, se multiplicó, fue multitudinaria. Fue creciendo, creciendo para convertirse en la más nutrida del país. Tal vez no la más espectacular, pero sí la más nutrida. En ninguna parte del país hay una procesión con tanta gente detrás de cinco imágenes. No hay ostentaciones, no hay nada fuera de seguir a las imágenes con devoción”, comentó.

 El recorrido

La procesión partirá del atrio de catedral al medio día del próximo viernes 25 de marzo con una reflexión del arzobispo; luego tomará  la calle 16 de Septiembre hasta el Zócalo para dar vuelta al oriente por la Avenida Juan de Palafox y Mendoza.

El contingente continuará por la 2 Norte hasta la 4 Oriente y en la esquina de la 11 Norte y la Avenida Reforma se realizará una segunda reflexión, justo a un costado del Templo de Nuestra Señora de Guadalupe.

Los fieles católicos regresarán por la calle Reforma hasta el Zócalo y por la 16 de septiembre ingresarán al atrio de la Catedral, alrededor de las 15:00 horas, para una tercera y última reflexión por parte del arzobispo, Víctor Sánchez Espinosa.

 Señor de las Maravilla, la imagen con más milagros

Para el recorrido por las calles de Puebla, más de mil 500 fieles se alternarán para cargar la imagen del Señor de las Maravillas, la que más visitantes recibe a lo largo del año y a la que se le adjudican diferentes milagros.

Eduardo Merlo Juárez, arqueólogo e integrante del comité organizador de la Procesión de Viernes Santo, explicó que la imagen con un peso superior a 700 kilogramos con todos sus elementos, recorrerá las calles por más de seis horas.