Analiza INAH autorizar estacionamientos subterráneos en Puebla

El delegado del Instituto, Francisco Ortiz, indicó que los proyectos son estudiados por especialistas y que su autorización depende de que no se ponga en riesgo el patrimonio arquitectónico. 
El delegado en Puebla del INAH, Francisco Ortiz Pedraza_Jaime Zambrano
El delegado en Puebla del INAH, Francisco Ortiz Pedraza_Jaime Zambrano (Jaime Zambrano)

Puebla

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) autorizará la construcción de dos estacionamientos subterráneos en el centro de Puebla, ciudad declarada por la Unesco  Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987, si no se afecta la imagen urbana, ni ningún inmueble histórico.

Lo anterior lo reveló el delegado en Puebla del INAH, Francisco Ortiz Pedraza, quien destacó que la dependencia ya recibió los proyectos del ayuntamiento de Puebla para la construcción de estacionamientos en el subsuelo del Paseo Bravo y en el Parque de San José, ubicados a unas calles del primer cuadro de la ciudad.

Comentó que los proyectos son estudiados por especialistas y su autorización dependerá de que no se ponga en riesgo el patrimonio arquitectónico de la ciudad de Puebla.

“Los proyectos todavía no los hemos revisado, los estaremos revisando y una vez analizados, ya podremos opinar formalmente. El permiso depende de que el proyecto no altere significativamente el entorno. Se trata de recuperarlos y no de destruirlos. Esa es la finalidad del INAH, que orientemos los proyectos y que se mantenga el valor histórico. Si no se altera se puede autorizar”, destacó el delegado.

En abril pasado, el ayuntamiento de Puebla anunció sus intensiones de construir a través de licitaciones estacionamientos subterráneos del Paseo Bravo y San José como medida para desahogar el tráfico en el centro de la ciudad.

Los estacionamientos podrían operar a través de concesiones otorgadas a 20 años. El primer estacionamiento podría ser de dos o tres pisos y se construirá bajo el parque de San José con capacidad de hasta mil 200 cajones. El tiempo de construcción sería de cuatro meses. El segundo estacionamiento sería desarrollado en el Paseo Bravo.