Protestan radios comunitarias por represión del gobierno federal

Los inconformes dijeron que en los últimos ocho meses han clausurado unas 20 estaciones. En el Istmo unos 57 representantes de esa radios exigieron detener los operativos para desmantelarlas.

Oaxaca

Un grupo de 100 radios comunitarias realizó protestas en varias plazas públicas y municipios para inconformarse de la presunta represión que comete el gobierno federal en su contra ya que en los últimos ocho mese han sido clausuradas unas 20 estaciones.

Los inconformes anunciaron que tienen que presentar un amparo masivo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para evitar el cierre de sus instalaciones, con la aplicaron de la nueva reforma en telecomunicaciones.

En la región del Istmo de Tehuantepec unas 57 representantes de radios comunitarias integrantes de la Organización Istmeña de Radios Comunitarias (OIRC) exigieron al gobierno federal, a través del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), detener los operativos para desmantelar las radios comunitarias.

Denunciaron que tan solo en el mes de noviembre, se realizó la clausura de ocho equipos en distintas ciudades y exigieron le sean devueltos sus equipos, pues aseguraron no son delincuentes mucho menos han hecho mal uso del equipo ante la sociedad.

En tanto la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que en Oaxaca hay un plan para instalar un total de 37 radios "rebeldes", en igual número de municipios para fortalecer las acciones de ideologización de su movimiento.

La determinación, fue aprobada por el pleno de su asamblea estatal, que incluso acordó solicitar a sus 73 mil agremiados una cooperación económica obligatoria de 45 pesos, para lograr un financiamiento de 3.5 millones de pesos para empezar a ubicarlas.

Se determinó que tanto la recaudación de los fondos como su utilización transparente estarían a cargo de una comisión especial que sería vigilada por la Comisión Política del gremio.

Durante el conflicto social del 2006, el magisterio disidente junto con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), ubicaron a través de la frecuencia de FM, Radio plantón, que después enlazaron a la frecuencia de las radiodifusoras locales que tomaron y sirvieron para difundir sus acciones, sin ningún "sesgo".

Los docentes advierten que de manera paulatina buscarán el control de cada una de las radios comunitarias que operan en la entidad que utilizaran para contrarrestar la información oficial.

La primera radiodifusora bajo control de la CNTE fue la estación de radio "la Voz de Huautla", que empezó a operar desde el año del 2009.