Protestan enfermeras y médicos de Acapulco contra la violencia

Exigen a las autoridades seguridad, pues aseguran ser víctimas de la delincuencia, han sufrido amenazas, extorsiones, secuestros y últimamente homicidios.
Médicos y enfermeras consideran que la violencia es una epidemia en la cual no hay voluntad política del gobierno para frenar el problema.
Médicos y enfermeras consideran que la violencia es una epidemia en la cual no hay voluntad política del gobierno para frenar el problema. (Javier Trujilo)

Acapulco

Médicos, enfermeras y alumnos de la escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Salud (Ssa), junto con integrantes del Movimiento Kiosco protestaron en la explanada del hospital Vicente Guerrero para exigir que se detenga la violencia en Acapulco.

Vestidos con batas blancas y cubre bocas, los inconformes mostraron pancartas y una lona dirigida al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, ahí médicos y estudiantes colocaron en sus batas una hoja con la leyenda: "Vivos nos queremos".

En conferencia de prensa, los médicos; enfermeras y estudiantes del sector salud denunciaron que han sido víctimas de la delincuencia, ya que han sufrido amenazas, extorsiones, secuestros y últimamente homicidios.

Dijeron que la violencia alcanza también a sus familias.

"La epidemia más grave deberíamos de estar pensando en Guerrero, es la violencia, este incremento muy marcado de la violencia, de los asesinatos, se considera como una epidemia, desde el punto de vista epidemiológico es otro problema de salud muy grave", dijo médico del hospital de Renacimiento, Eduardo Martínez Sandoval.

Lo anterior a una semana de que fuera asesinado el jefe de Traumatología del hospital Vicente Guerrero, Ramón Javier Ayerdi, en la colonia Progreso en Acapulco.

El galeno, dijo que en su centro de trabajo hay cuatro personas desaparecidas, entre empleados administrativos, enfermeras y doctores, y que en Escuela de Medicina, existen tres casos de estudiantes de los que se ignora su paradero.

Por su parte el médico jubilado del IMSS, Nemesio Soberanis, dijo que no existe voluntad política del gobierno para frenar el problema de la violencia.

"Los responsables de las políticas públicas no quieren, no tienen voluntad política para implementar estrategias que sean efectivas, basta de simulación, mucho de lo que hacen los gobernantes es simulación. Nosotros queremos que se ponga más atención al problema de la violencia", sostuvo.