Protesta FUNPEG en Palacio de Gobierno de Chilpancingo

Anuncian la reactivación de sus protestas este fin de semana a fin de reclamar la asignación de plazas. Solo les han ofrecido contratos por seis meses, lo que han rechazado.  
Se manifiestan integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero en la puerta principal de Palacio de Gobierno en demanda de asignación de plazas.
Se manifiestan integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero en la puerta principal de Palacio de Gobierno en demanda de asignación de plazas. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Integrantes del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) realizaron una concentración en la puerta principal de Palacio de Gobierno, anunciaron que reactivarán sus movilizaciones encaminadas a reclamar la asignación de plazas.

El mediodía del miércoles, los integrantes del FUNPEG se instalaron frente al acceso principal de la sede del Poder Ejecutivo local, para reprochar que pese a las acciones desplegadas desde hace un año, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) se niegue a garantizar la asignación de las plazas docentes que necesitan para incorporarse al campo laboral.

Precisaron que este miércoles la actividad principal consistió en la concentración pacífica en el Palacio, pero advirtieron que de prevalecer la negativa para el diálogo, van a intensificar las acciones durante el jueves, viernes y el próximo sábado.

Los egresados, señalaron que resulta incongruente que la administración estatal sostenga que ya no hay condiciones para entregar plazas a los egresados de las normales públicas, cuando mantiene abiertas a las normales privadas.

Aunque han sostenido varias mesas de diálogo con el secretario de Educación, Salvador Martínez della Rocca, no han aterrizado con él lo esencial de su movimiento, la liberación de plazas docentes.

En varias ocasiones, el funcionario ha dicho que lo más que puede ofrecer es contratos por seis meses, situación que los integrantes del FUNPEG no aceptan porque no representa la permanencia en el campo laboral.