Envía Eruviel iniciativa para que agencias automotrices verifiquen autos

El propósito es evitar actos de corrupción y ofrezcan mayor atención y facilidad a los usuarios, además de promover una sana competencia, así como el fomento al empleo.

Ciudad de México

El gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, envió al Congreso local una iniciativa de reforma a los códigos de Biodiversidad y Penal a fin de que las agencias automotrices realicen verificación vehicular y se eviten actos de corrupción.

El propósito es que las agencias ofrezcan mayor atención y facilidad a los usuarios y promover una sana competencia entre los centros de verificación para una mejor atención al público y el fomento al empleo.

En la agencia automotriz Buick-GMC-Cadillac, Eruviel Ávila detalló que en la entidad actualmente operan 99 verificentros autorizados con 420 líneas de verificación y que, de aprobarse esta iniciativa, 200 agencias automotrices estarían en posibilidades de contar con una línea de verificación, con lo que se aumentaría la capacidad instalada en 47 por ciento.

Además, las agencias que soliciten una de estas líneas, sólo podrán atender a automóviles particulares de la marca que comercialicen.

Ávila Villegas detalló que en el Estado de México se tiene un registro de 5.2 millones de automóviles, por lo que cada verificentro atiende aproximadamente a 52 mil 500 unidades, debido a ello, ampliar la capacidad de atención resulta fundamental para mejorar este procedimiento.

Además, dio a conocer que el Gobierno del Estado de México ha llevado a cabo la charratización de 63 mil vehículos, lo que ha generado 16 mil toneladas de acero que se utiliza en el reciclaje industrial, evitando con ello que se comercialicen las autopartes usadas o que éstas generen contaminación.

Reconoció a la Cámara de diputados local por dar continuidad a la iniciativa para eliminar el pago de tenencia, la cual, destacó beneficia a más de dos millones de vehículos que no pagan este impuesto, y cuya cantidad es equivalente a tres mil millones de pesos que deja de percibir el gobierno estatal, y equivale a cerca de mil 400 pesos de ahorro por cada vehículo.