Proponen ley de amnistía para más de 50 presos políticos en Guerrero

Organizaciones sociales dijeron que entregaron al secretario de Gobierno del estado la propuesta, quien ofreció analizarla y darles una respuesta.

Guerrero

El Movimiento Popular Guerrerense (MPG) solicitó al Congreso local y el gobierno estatal la promulgación de una Ley de Amnistía que beneficie a más de 50 presos políticos, entre ellos 12 policías de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

En conferencia de prensa, representantes de la Comisión Política del MPG señalaron que el 17 de febrero del presente año sostuvieron una reunión con el gobernador Ángel Aguirre Rivero en la residencia oficial Casa Guerrero, ahí plantearon la necesidad de impulsar una Ley de Amnistía, que permita la liberación de medio centenar de presos políticos.

Manuel Olivares Hernández, representante de la Red de Organismos Defensores de Derechos Humanos, señaló que ya entregaron una propuesta de amnistía al secretario general de Gobierno Jesús Martínez Garnelo, quien ofreció analizarla y darles una respuesta.

Las organizaciones que forman parte del MPG solicitaron al responsable de la política interna del estado que diera muestras de sensibilidad, para desahogar un punto que es fundamental para la pacificación de la entidad.

Olivares Hernández sostuvo que en Guerrero se vive un proceso de constante criminalización de la lucha social, lo que ha provocado que más de 50 dirigentes permanezcan en prisión por motivaciones de carácter político.

En la propuesta que entregaron al secretario de Gobierno se plantea una relación de 50 dirigentes de organizaciones sociales presos, ya que a finales de la década de los noventa hubo una ley de amnistía muy acotada, que limitaba la posibilidad de incluir a verdaderos presos políticos y solamente permitió que se favoreciera un hombre acusado de fraude.

Olivares explicó que en Guerrero hay personas cuya actividad los ha llevado a cometer acciones que se encuadran en delitos graves, como terrorismo y ataques a las vías federales de comunicación y eso puede en algún momento impedir su acceso a la amnistía.

Sin embargo, destacó que los luchadores sociales son al mismo tiempo defensores de derechos humanaos, de ahí la necesidad de abrirse a la posibilidad de liberarlos.

Entre los presos que reivindica el MPG están Nestora Salgado García, Gonzalo Molina González y Arturo Campos Herrera, coordinadores de la Policía Comunitaria de la CRAC en los municipios de Olinalá, Tixtla y Ayutla de los Libres, presos por colocarse al frente de sus comunidades en el reclamo por la inseguridad, no por cometer delitos de manera deliberada.

En una primera etapa se plantea en traslado a Guerrero de Nestora, que permanece presa en el penal federal de Tepic Nayarit, al igual que Arturo Campos, en tanto que Gonzalo Molina está en Oaxaca, también en una cárcel de máxima seguridad.

Y se pide la creación de una Fiscalía Especial para investigar los crímenes de dirigentes sociales, que son más de 20 en los últimos dos años.