Propone gobernador de Michoacán retomar alianzas con ciudadanos

Salvador jara reconoció que entre los grupos de civiles que operaron en Tierra Caliente y parte del bajío michoacano hay mucha gente de bien que tuvo que armarse para defender a su familia.

Morelia

El gobernador de Michoacán, Salvador Jara propuso retomar las alianzas con aquellos ciudadanos que se preocupan por el regreso de la paz social y la seguridad pública a sus comunidades y que anteriormente fueron conocidos como autodefensas.

Jara reconoció que estos grupos de civiles que llegaron a operar en la Tierra Caliente y parte del Bajío michoacano, fueron producto de la inseguridad cabalgante que existió en dichos lugares tras 10 años de presencia de grupos criminales.

"En estos grupos, hay mucha gente de bien que tuvo que armarse para defender a su familia y sus propiedades", enfatizó el jefe del Ejecutivo, en declaraciones dadas a los medios de comunicación.

Descartó que las acciones emprendidas por el Ejército Mexicano y Fuerzas Federales en esa zona, puedan alterar los ánimos de sus habitantes, ya que es claro que el objetivo del Estado Mexicano es generar las condiciones de paz social y seguridad pública.

El mandatario aceptó que aún prevalece el fenómeno del armamentismo en gran parte de la entidad, por lo que se tuvieron que intensificar las acciones de la federación en la región de tierra caliente.

Cabe destacar que esta zona fue producto de tomas y bloqueos durante las últimas horas, luego de que efectivos castrenses irrumpieran en la zona de Buena Vista y Antúnez, donde detuvieron a Federico N, El Lico, líder de los grupos de autodefensas en la zona.

El mandatario indicó que el Lico alcanzó su libertad, luego de pagar una fianza que le fue fijada presuntamente por el delito de transitar a abordo de un vehículo con reporte de robo.

De acuerdo a la información, el Lico habría sido detenido junto con dos de sus escoltas y puestos a disposición de la Procuraduría General de la República por portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

El mandatario rechazó que su liberación haya sido a causa "de negociar la ley" o que se haya actuado bajo la presión social que impusieron sus seguidores durante los bloqueos del pasado jueves en la región de Cuatro Caminos.