Buscan prohibir circos con animales en SLP

Diputados locales del PRD impulsan una iniciativa donde se busca prohibir también delfinarios y juegos mecánicos que utilicen tracción animal.
La iniciativa propuesta en Tamaulipas reforma diversos artículos de la Ley de Protección a los Animales para el Estado y disponen que quedará prohibido el uso, explotación, participación, exposición o exhibición de animales de circos.
La iniciativa presentada por diputados perredistas también buscará prohibir delfinarios. (Jesús Jiménez)

San Luis Potosí

Los diputados por el PRD Filemón Hilario Flores y Francisco Martínez Ibarra, junto con un grupo de ciudadanos, presentaron una iniciativa de reforma al artículo 24 y adición del 83 BIS a la Ley de Protección a los Animales del Estado de San Luis Potosí, con el objetivo de prohibir los circos con animales en el estado, así como delfinarios y operación de juegos mecánicos que usen tracción animal.

Se propone la imposición de una sanción que varía de doscientos y hasta quinientos días de salario mínimo vigente en la entidad y arresto de hasta treinta y seis horas a quien incumpla con esta disposición y, en los casos en que el infractor no se retire en un término de 24 horas, se procederá al aseguramiento precautorio de los animales utilizados en coordinación con las autoridades competentes, administrativas, sanitarias y ambientales para mantenerlos bajo su custodia.

En la exposición de motivos de dicha iniciativa se indican los altos índices de estrés y maltrato hacia los animales usados en los circos.

“La vida de constante confinamiento y frustración que llevan los animales en los circos los conduce a estados neuróticos, lo cual se evidencia en los comportamientos estereotipados, como mutilación propia de los dedos de manos de los monos, golpes constantes de cabeza, el balanceo en los elefantes y el movimiento ansioso de los tigres dentro de las jaulas”, aseguraron los legisladores.

 Indicaron que la presencia de los circos en poblaciones constituye además una amenaza a la seguridad pública, por los descuidos de los entrenadores y propietarios de estos espectáculos han dado pie a ataques de animales contra espectadores.

Agregaron que en México se han dado casos de prohibiciones de animales en los circos, por medio de reformas legislativas similares en Querétaro, Guerrero, Querétaro, Colima, Morelos, Veracruz y Chiapas; y restricciones administrativas para su instalación en municipios como Naucalpan, Zapopan, Toluca, Tangancícuaro, Cholula, y Culiacán.

Similares situaciones se presentan en los casos de los delfinarios, ya que estas especies no están adaptadas a la vida en estanque y el hecho de forzarlas a vivir así constituye maltrato y provoca un estrés que se traduce en mortalidad.

 En el caso de los juegos mecánicos con tracción animal, en el que primordialmente se traduce en carrusel de los ponis, constituye una tortura para el animal que da cerca de mil 500 vueltas en una tarde, conlleva a fatiga y agotamiento extremo del animal, sordera y desviaciones de columna.

Esta iniciativa fue turnada para su análisis a la Comisión de Ecología y Medio Ambiente.