Emite Profepa recomendación al gobernador de Guerrero

La dependencia le pide al gobernador del estado dar mantenimiento al Parque Papagayo, pues está en pésimas condiciones de higiene, crecimiento desmedido de negocios y una plaga de gatos.

Acapulco

Debido a denuncias por malas condiciones de higiene, crecimiento desmedido de negocios particulares, estacionamientos, restaurantes y plagas de gatos y una mala administración del Parque Papagayo, Profepa emitió recomendación al gobierno de Guerrero.

Al mismo tiempo la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) demandó el mandatario estatal realice las gestiones necesarias y se proporcione un adecuado y constante mantenimiento al Parque Papagayo, debido al deterioro que registra, las plagas, situación que afecta tanto a la vegetación como a la variedad de especies que existen en éste.

Lo anterior debido a que dicho Parque constituye uno de los pulmones de Acapulco, así como un área de protección y conservación de la biodiversidad que alberga, al contar con tres lagos, árboles de gran altura y una amplia variedad de flora y fauna, particularmente aves y animales exóticos.

Incluso, la instancia federal pidió promover un fondo de recursos económicos, en el presupuesto de egresos estatal, para cumplir con dicho objetivo y recomendó fortalecer el monitoreo y vigilancia del sitio.

También sugiere la puesta en marcha de campañas permanentes para concientizar a la población sobre la importancia del sitio que fue decretado como establecimiento público de bienestar social, con personalidad jurídica y patrimonio propio en 1993.

La recomendación se emite tras la denuncia de residentes de Acapulco, como la Asociación Civil Guerreros Verdes.

Dichas agrupaciones y ciudadanos, denunciaron las malas condiciones de higiene; un desmedido crecimiento de negocios particulares, tales como canchas de futbol rápido, estacionamientos, restaurantes y sanitarios; así como una inadecuada administración del Parque.

Adicionalmente, derivado de diversos recorridos, personal de la PROFEPA detectó la invasión de entre 600 y 700 gatos a lo largo de las áreas verdes, situación que altera el ecosistema y depreda la flora y la fauna del lugar.

Además, se observó la  presencia de una plaga de termitas de la especie Coptotermes gestroi, al interior del Parque, la cual ha afectado más de 300 árboles de ficus, frutales, ceibas y robles.