Encabeza CFE quejas en Morelos por abusos en cobros: Profeco

El delegado del organismo reconoció que a pesar de las denuncias de la población, "muy difícilmente" logra reducir los altos cobros por concepto de energía eléctrica.

Cuernavaca

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), encabeza la lista de prestadores de servicios con más quejas por abusos, cobros indebidos y maltrato al usuario en Morelos, según cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

Zahira Favela, delegada de la PROFECO en la entidad, reconoció que a pesar de las denuncias de los ciudadanos y las intervenciones de la dependencia, "muy difícilmente" se logran reducir los altos cobros por concepto de energía eléctrica, derivados de las reasignaciones que la dependencia hace, tras la salida de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLyFC), que mantenía el servicio en la ciudad de Cuernavaca.

"Son alrededor de 15 a 18 denuncias diarias en contra de la CFE", destacó la funcionaria, quien señaló que lo que más puede hacer la dependencia es acercar a las partes para que lleguen a un acuerdo sobre los pagos. "Se fijan plazos y así es posible atemperar la situación", refirió la funcionaria al reconocer que pese a la intensión de la dependencia que encabeza, no tienen suficientes "dientes" para favorecer más al usuario.

La funcionaria destacó que debido a la cantidad de quejas que se reciben todos los días contra la CFE, PROFECO ordenó la realización de carpetas mensuales con todos los datos de las quejas así como el seguimiento que se le da a cada caso, ya que "a nivel nacional se está analizando qué sucederá con estos conflictos" por cuyo número pueden considerarse históricos.

Luego de que la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE) y la Comisión Independiente de Derechos Humanos (CIDH), dieran a conocer el caso de Liliana Jiménez, una habitante de una colonia depauperada, ubicada al oriente de la ciudad, a la que la CFE intenta obligar a pagar 80 mil pesos por concepto de uso de energía, Favela reconoció que el caso lo conoce a profundidad, por lo que se le protegió con la posibilidad de que hasta que no se resuelva el conflicto, la paraestatal no puede tocar los medidores de la usuaria.

El pasado 25 de junio, Liliana Jiménez, de la colonia Universo 2000 intentó documentar como trabajadores de a CFE intentaban recoger sus medidores, pese a tener la protección de la PROFECO. Cuando la usuaria grababa y fotografiaba las acciones de los trabajadores, y de una abogada de la paraestatal de nombre Graciela Popoca, quien agredió a Jiménez con un golpe de puño en su pómulo izquierdo.