Prevén oleaje elevado en el puerto de Acapulco

Protección Civil de Guerrero, señala que hay una zona de inestabilidad y la entrada de humedad del Océano Pacífico provocará fuertes precipitaciones pluviales en la franja costera.

Acapulco

Una combinación de fenómenos meteorológicos generados por una perturbación tropical y los efectos del Mar de Fondo, provocarán oleaje elevado en el puerto de Acapulco y la franja costera del estado de Guerrero, alertó Protección Civil del estado.

Según la Secretaría de Protección Civil del Estado de Guerrero, una zona de inestabilidad y la entrada de humedad del Océano Pacífico provocará fuertes precipitaciones pluviales en la franja costera.

"En las próximas horas habrá lluvias en el puerto de Acapulco por la entrada de humedad del Océano Pacífico por la onda tropical y otros sistemas que entran por el Golfo de México y se generarán lluvias de moderadas a fuertes, nubosidad por lo que se recomienda precaución por el oleaje en el mar por los fuertes vientos que genera la onda tropical", dijo a su vez el coordinador general de PC en Acapulco, Sabás Arturo de la Rosa Camacho.

Se detalla que una amplia zona de mal tiempo generada por la perturbación tropical con baja probabilidad de desarrollo ciclónico, de apenas 20 por ciento, situada frente a las costas de Guerrero y Oaxaca.

Dichos fenómenos ocasionarán en las costas y zonas marítimas desde Chiapas hasta Michoacán cielo nublado con potencial de lluvias moderadas a localmente fuertes, asociadas a tormentas eléctricas y visibilidad reducida.

Lo anterior en combinación con los efectos de Mar de Fondo procedentes del hemisferio Sur que provoca oleaje que va de 1.5 metros a 2.7 y de 2.7 a 3.6 metros según el Servicio Meteorológico Nacional.

No se descarta el incremento en la intensidad de los vientos y altura del oleaje provocada por turbonadas que se desarrollan en zonas de tormenta.

A los navegantes de embarcaciones menores se les recomienda no hacerse a la mar en zonas marítimas del Pacífico central y sur mexicano. En tanto que las embarcaciones mayores deberán prever condiciones adversas que se presentarán al hacerse a la mar en las mencionadas regiones.

La población ribereña deberá extremar precauciones por la presencia de corrientes de arrastre en bahías, dársenas, playas y el ingreso del mar a zonas bajas.