Precisa Procuraduría de Tabasco: son 35 muertos los del accidente

El procurador Fernando Valenzuela explicó que debido a la explosión, un cuerpo se dividió en dos, por lo cual en un principio se pensó que se trataba de otra persona.
Accidente carretero en Veracruz
Accidente carretero en Veracruz (Cuartoscuro)
El procurador aclaró que se trata de 35 cuerpos, no 36. (Isabel Zamudio)

Veracruz

El procurador de Justicia de Tabasco, Fernando Valenzuela señaló que fueron 35 y no 36 los cuerpos rescatados del camión de Transportes Huicho que la madrugada del domingo chocó contra un tractocamión mal estacionado sobre la carretera Isla-Cosoleacaque en el municipio de Juan Rodríguez Clara.

Entrevistado en el puerto de Veracruz, a donde acudió con el gobernador Javier Duarte de Ochoa para acordar trabajos coordinados entre Tabasco y Veracruz en materia de secuestros, el fiscal tabasqueño dijo que son 21 hombres y 14 mujeres las que perecieron en el accidente carretero.

Se había pensado que eran 36 víctimas, pero al final resultó que una de ellas al momento de la explosión fue mutilada y la contaron como dos.

El proceso pericial de identificación y entrega de los cuerpos continúa en Villahermosa, lo mismo que las investigaciones para determinar las causas del fatal accidente.

Por su parte el comisario de la Policía Federal en Veracruz, Jorge Bravo Flores admitió que el tractocamión con caja metálica de la marca International color blanco, placas de circulación 408VX-8 del SPF, razón social Proteína Láctea Prolac, con domicilio en Tepatitlán, estaba mal estacionado sobre la autopista, con unos 60 centímetros invadiendo la carpeta asfáltica.

El conductor no se encontraba, suponen que tal vez la unidad estaba descompuesta, pero el operador no colocó los señalamientos preventivos para evitar un accidente como el ocurrido.

También investigan si realmente se había reportado a Caminos y Puentes Federales con anticipación, que estaba ese camión mal estacionado en la carretera.

Precisó que durante la temporada vacacional de Semana Santa se han establecido módulos de revisión para corroborar que los conductores manejen en buen estado y evitar accidentes.