Por falta de oportunidades campesinos siembran amapola

El edil de Leonardo Bravo, Alfredo Alarcón, aseguró que no lo hacen por delinquir. Dijo que con la legalización de estos cultivos para su uso medicinal, podrían bajar los niveles de violencia en ...
El alcalde de Leonardo Bravo, Alfredo Alarcón Rodríguez.
El alcalde de Leonardo Bravo, Alfredo Alarcón Rodríguez. (Rogelio Agustín)

Chilpancingo

El alcalde de Leonardo Bravo, Alfredo Alarcón Rodríguez defendió a los campesinos de sus comunidades, pues aunque admite que muchos siembran amapola, precisa que lo hacen por falta de oportunidades, no por el ánimo de delinquir.

En Chilpancingo, el primer edil de militancia panista, declinó emitir una opinión respecto al tema de la legalización de la amapola para darle un uso medicinal, bajo el argumento de que ese tema está en manos de especialistas.

Alarcón Rodríguez se dijo cuidadoso del tema que colocó en la agenda el gobernador Héctor Astudillo Flores, al señalar que la legalización de los cultivos de la amapola, solo para su uso medicinal, podría ser un elemento importante para disminuir los niveles de violencia que enfrenta la entidad.

Sostuvo que los momentos de tensión para Leonardo Bravo ya pasaron, luego de que en 2015 se generaran enfrentamientos armados en Campo de Aviación, Filo de Caballos, Puentecillas, Polixtepec, El Naranjo y Los Morros.

"La gente que guste venir de cualquier lado es bienvenida, afortunadamente ya la zona está pacificada y quienes lo deseen, pueden venir a visitarnos".

Respeto al cultivo de la amapola en los pueblos de la Sierra, el jefe de cabildo aseveró: "Ustedes y yo lo sabemos; no es una cuestión que se desconozca, todo mundo lo sabe a través de la prensa nacional e internacional, pero vamos trabajando para superar nuestro problema".

Reconoce que el fenómeno del que se habla se generó a lo largo de varias décadas, por lo que no será posible superarlo de un momento al otro, es todo un proceso que requiere la coordinación de esfuerzos.

Y defendió a los habitantes de la parte serrana del municipio: "Ahí tenemos gente trabajadora, que quiere, a los que debemos abrirle las puertas para que tengan la confianza de tocar las puertas de las instituciones".

Abundó: "En la Sierra no hay gente mala, a veces las circunstancias influyen, pero yo tengo la idea de que las cosas van a ir tomando su nivel".

Manifestó que ha platicado ampliamente con sus comisarios, los que le ratificaron la petición de que el fertilizante se les entregue de manera oportuna.

Llamó a no estigmatizar al campesino de la Sierra, ya que de lo que se trata es de buscar soluciones, no de acrecentar la problemática.

"Estoy consciente de que la mayoría de la gente es buena, a veces, como le dije hace rato la falta de opciones es lo que hace que pasen cosas, pero nuestra gente siempre está abierta al diálogo", apuntó.

Los Morros, Campo de Aviación y Filo de Caballos, son algunas de las comunidades de las que bajaron parte importante de los manifestantes que la jornada del 28 de abril bloquearon las entradas de Chilpancingo durante más de 10 horas, lo que derivó en un desalojo con el saldo de 73 personas detenidas, las cuales recuperaron su libertad previo pago de una fianza.