Ponen localizador satelital a tortuga que desovó en playas de Boca del Río

La tortuga deposito 88 huevos que fueron resguardados por el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano donde estiman eclosionen en 40 días.
El transmisor que se le colocó en el caparazón y las placas metálicas en las aletas no dañan al ejemplar y permiten dar seguimiento a la trayectoria de la tortuga
El transmisor que se le colocó en el caparazón y las placas metálicas en las aletas no dañan al ejemplar y permiten dar seguimiento a la trayectoria de la tortuga (Isabel Zamudio)

Veracruz

Una tortuga lora de aproximadamente 18 años de edad y 32 kilos de peso llegó a desovar en playas de Boca del Río y personal del Acuario de Veracruz le colocó un localizador satelital a fin de conocer con certeza la ruta que sigue.

La tortuga depósito 88 huevos que fueron resguardados por el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano donde estiman eclosionen en 40 días.

Por la tarde la tortuga Lora fue liberada.

Raúl de Jesús González Díaz Mirón, biologo del Acuario de Veracruz explicó que el transmisor que le colocaron y que tiene un costo de mil 800 dólares es parte del proyecto "Plataformas de observación oceanográfica, línea base, modelos de simulación y escenarios de la capacidad natural de respuesta ante derrames de gran escala en el Golfo de México".

El proyecto busca proteger las tortugas y que en caso de algún accidente o derrame como el del Deep Water Horizon frente a costas de Estados Unidos, tengan las evidencias de que las tortugas que desovan en México llegan hasta el vecino país del norte.

Por falta de información certera sobre esto, la empresa no indemnizó a nadie en nuestro país.

Podrán conocer las afectaciones y amenazas directas e indirectas de las cuatro especies de tortugas marinas que llegan a costas de Veracruz y las que lo hacen en otros cuatro estados del Golfo de México.

Abundó que el proyecto es colocar casi 100 transmisores de los cuales en Veracruz llevan ya 10 instalados a igual numero de quelonios de las especias carey, blanca y lora, solo falta de la verde cuya época de reproducción apenas va a comenzar.

El transmisor colocado en la caparazón y las placas metálicas en las aletas no dañan al ejemplar y si permiten dar seguimiento a la trayectoria de la tortuga y en caso de una afectación a la especie por derrame de hidrocarburo poder solicitar recursos para apoyo a los campamentos tortugueros.

El proyecto de investigación se desarrolla en conjunto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Consorcio de Investigación del Golfo de México, y es financiado por el Fondo Sectorial de la Secretaria de Energía, CONACYT.