‘Polo’ se debilita y se aleja de Baja California

El Servicio Meteorológico Nacional espera que la tormenta se degrade a depresión tropical en el transcurso del día.
'Polo' perdió fuerza y pasó a tormenta tropical.
'Polo' seguirá provocando lluvias en la península de Baja California. (Tomada de Twitter | @conagua_clima)

México

La tormenta tropical Polo comenzó a alejarse del extremo sur de la Península de Baja California al tiempo que sus vientos pierden fuerza al avanzar por el Pacífico mexicano, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

A las 07: 00 horas Polo se localizó aproximadamente a 160 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, estado de Baja California Sur, luego de haberse aproximado anoche a 145 kilómetros, indicó el SMN en un boletín.

El fenómeno disminuyó la fuerza de sus vientos a 65 kilómetros por hora, con rachas de hasta 85, y se desplaza hacia el oeste-noroeste a 11 kilómetros por hora.

Su circulación aún favorecerá entrada de humedad hacia el sur de la Península de Baja California, por lo que se esperan lluvias fuertes  en sitios de Baja California Sur. Además favorecerá vientos fuertes de hasta 40 kilómetros por hora y oleaje de uno a tres metros de altura en el sur de dicho estado.

Se prevé que en el transcurso del día, Polo se degrade a depresión tropical, señaló el Meteorológico, que puso fin a la alerta por tormenta tropical en Baja California Sur.

No obstante, se mantiene el llamado a la navegación marítima en las inmediaciones del sistema a que extreme precauciones debido a las fuertes ráfagas de viento, oleaje elevado y marea de tormenta con incremento en el nivel del mar hasta de un metro por arriba de lo normal.

Fuentes de protección civil informaron el viernes que un turista que nadaba en el mar y una pareja de pescadores están desaparecidos tras el paso de Polo por las costas del balneario de Acapulco, estado de Guerrero.

Polo fue antecedido por Odila, que causó los mayores daños en los últimos años en Baja California Sur.

Odila, que presentó vientos superiores a los 200 kilómetros por hora, impactó la madrugada del lunes pasado como huracán de categoría 3 contra la zona de Los Cabos.

Los fuertes vientos y las intensas lluvias provocaron la muerte de por lo menos cuatro personas, la desaparición de una más, y causaron fuertes daños a la infraestructura urbana, carretera, eléctrica, de telecomunicaciones y aeroportuaria, así como a hoteles y casas.