Política, acusación de que hubo bono para ex consejeros electorales de Guerrero

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón solicitó que se investigue a fondo el origen del bono de 650 mil pesos que se auto asignaron ex ...

Guerrero

El presidente del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero (TEEG), Arturo Pacheco Bedolla aseguró que la acusación sobre la entrega de un bono de 650 mil pesos para quienes fueron consejeros electorales tiene una orientación política, por lo que anticipó que no abundará a ello.

La pugna entre varias fuerzas políticas con presencia en la entidad, de acuerdo al presidente del TEE se debe al interés de quedarse con el control de la Contraloría interna del Instituto Electoral del Estado de Guerrero (IEEG).

Pacheco Bedolla negó que él, junto con otros ex consejeros electorales que ahora son parte del Tribunal Electoral del Estado (TEE) se hayan auto asignado un bono de 650 mil pesos, como se informó después de la comparecencia del ex contralor Javier López García.

Lo que ocurre, de acuerdo al magistrado Pacheco Bedolla es que hay una pugna entre diferentes fuerzas políticas motivada por el interés de quedarse con la Contraloría interna del IEEG, una vez que la posición permanece acéfala tras la decisión del Congreso local en el sentido de no ratificar a López García.

Una vez que la Contraloría quede en manos de alguna de las partes interesadas, las descalificaciones mediáticas van a cesar.

Bajo esa consideración, Pacheco sostuvo que en los próximos días el tema puede generar más información sobre el tema, por lo que anticipó que de parte de los ex integrantes del Consejo General del IEEG habrá una actitud mesurada y prudente.

En todo caso, mencionó que existen órganos institucionales que tienen las atribuciones legales para realizar las revisiones que se requieren, por lo que es cuestión de esperar a que haya un trabajo de ese tipo y de conocer sus resultados.

Piden que se investigue bono de casi 700 mil pesos autoasignado a ex consejeros electorales

El coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón solicitó que se investigue a fondo el origen del bono de 650 mil pesos que se auto asignaron ex integrantes del Instituto Electoral del Estado de Guerrero (IEEG).

Apreza Patrón recordó que durante la comparecencia del ex contralor del IEEG, Javier López García se dio a conocer la auto asignación de un bono por 650 mil pesos para quienes hasta el año pasado fungieron como integrantes del Consejo General del órgano electoral local.

En contraparte, se indicó que los trabajadores del órgano colegiado no recibieron el pago de varias prestaciones, lo que generó inconformidad al darse a conocer la versión del bono.

Por esa razón, dijo que el Pleno del Congreso local decidió no ratificar a López García como contralor, pese a que la Comisión de Gobierno le dio el visto bueno.

En la comparecencia que el ex contralor tuvo ante la Comisión de Gobierno, Apreza dijo que le preguntó al funcionario lo relacionado con el pago de un bono de despedida para los ex consejeros, de los que varios pasaron a desempeñarse como magistrados del Tribunal Electoral del Estado (TEE).

En la respuesta, el entonces contralor informó a los diputados que en cada y término de gestión se otorga un bono para todos los trabajadores, el cual puede ser de hasta tres meses de salario.

El funcionario no dio cifras, ante la insistencia del diputado Apreza ofreció enviar el dato más adelante, sin embargo hasta el momento eso no ocurre.

Indicó que en adelante, el IEEG debe tomar todas las medidas encaminadas a generarse credibilidad, porque la ausencia de datos concretos genera mucho descrédito.

"Cada vez aparecen más datos extraños que no nos fueron proporcionados por el ex contralor pese a que se solicitaron formalmente; por esa razón se necesita de una investigación especial de parte de la Auditoría General del Estado (AGE) para que la ciudadanía tenga la certeza respecto de cómo se utilizaron los recursos en el Instituto Electoral", apuntó.

Agregó que el Congreso local tiene la obligación de realizar una investigación de fondo a través de la Auditoría General del Estado (AGE), no hacerlo implicaría caer en una omisión muy grave, más cuando se trata de un tema tan delicado.

Lamentó que los trabajadores del IEEG permanezcan en la indefensión, ya que hasta el momento no se les otorgan prestaciones que son indispensables para los empleados de organismos autónomos.

Sin anticipar responsabilidades, propuso que se indague y si los datos que se denuncian son falsos que se reconozca públicamente, pero si hay veracidad en ello que se proceda conforme a derecho.