Policías acreditables levantan plantón en Chilpancingo

Los 19 uniformados mantenían un plantón desde hace siete meses en el acceso principal del Palacio de Gobierno de Guerrero.

Chilpancingo

Tras una resolución a su favor, hoy los 19 policías acreditables que mantenían un plantón desde hace siete meses en el acceso principal del Palacio de Gobierno levantaron su campamento.

Los uniformados comenzaron su movimiento en la recta final de la administración del ex gobernador Rogelio Ortega Martínez, reclamando el pago de acuerdo con su perfil, además de las prestaciones ofrecidas en la convocatoria que en su momento emitió la Secretaría de Seguridad Pública.

Se trata de policías acreditables que aprobaron todos los exámenes de control y confianza establecidos en la normatividad vigente, pero que no recibían los beneficios a los que indican, tenían derecho con base a la normatividad vigente.

El no reconocimiento de sus derechos provocó la discrepancia con el gobierno anterior y derivó en las primeras protestas en calles y plazas públicas, hasta que derivó en la instalación del plantón en la puerta principal del Palacio de Gobierno.

La SSP inició los procedimientos administrativos correspondientes, amagando con ordenar el despido por el abandono de las funciones como policías.

De 32, la presencia de elementos en el campamento bajó a 19, que son los que se mantuvieron hasta este 1 de marzo, cuando fueron notificados de que el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCyA) había emitido un fallo a su favor, lo que metía reversa al despido ordenado por la SSP.

Eso implica el pago del recurso que no se les pagó en los siete meses de paro, además del reconocimiento de los derechos que reclamaban.

El campamento se levantó la mañana del martes, aunque los elementos de seguridad pública reconocieron que todavía no hay un triunfo consumado.