Poder Judicial de Guerrero suspende labores

Leonado Molina Mercado, juez penal de Primera Instancia informó que actualmente un trabajador administrativo gana entre 2 mil y tres mil pesos quincenales.
También en Acapulco se lleva a cabo el paro laboral.
También en Acapulco se lleva a cabo el paro laboral. (Javier Trujillo)

Chilpancingo

Al menos 500 trabajadores; entre jueces, secretarios de acuerdos, proyectistas y personal administrativo del Poder Judicial de Guerrero iniciaron un paro laboral para reclamar el incremento de sus salarios.

El movimiento se desarrolló en ciudades como Chilpancingo, Acapulco, Tixtla, Taxco, Teloloapan, Chilapa, Ayutla, Coyuca de Catalán y Tlapa de Comonfort, entre otras.

Leoncio Molina Mercado, juez de Primera Instancia del ramo Penal dio a conocer que en promedio, hace más de cinco años que los trabajadores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) no conocen un incremento salarial.

En el paro participan jueces civiles y penales de las siete regiones de la entidad, aunque reconoció que los más golpeados son los integrantes del personal administrativo, al que en 2013 se les ofreció elevar el ingreso pero no se cumplió.

Actualmente un trabajador administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) gana entre 2 mil 800 pesos quincenales, en tanto que los proyectistas 4 mil y juez puede tener hasta 22 mil pesos de ingreso fijo.

El salario de un juez en Guerrero, de acuerdo a Molina Mercado no se compara con el ingreso de sus homólogos en otras partes del país, pues solo en el Distrito Federal un juez gana alrededor de 50 mil pesos quincenales, mientras que en el Estado de México la cantidad es similar.

Explicó que el proceso de dignificación del Poder Judicial que se anuncia recurrentemente solo alcanza el rubro de infraestructura, pero eso se debe a la reforma sobre la implementación de justicia adversarial y oral, pero no se da mucho impulso al recurso humano.

Aprovechó la protesta para reprochar que en Guerrero no se respete la carrera judicial, pues los cargos de magistrado no se otorgan a verdaderos conocedores del sistema de administración de justicia, pero lo que prevalece en la designación de dicho servidores públicos son las relaciones políticas.

Molina Mercado refirió que en la entidad hay un promedio de 55 a 65 jueces que cumplen con todos los requisitos para ser magistrados, pues llevan más de 20 años en el Poder Judicial y aspiran a que se les evalúe para medir su capacidad.

"Lamentablemente esos espacios son ocupados con gente de fuera, que viene aquí para disfrutar el cargo de magistrados a pesar de que no han estado desempeñándose en la estructura del Tribunal", refirió.

El alza salarial depende del Pleno del TSJ y del Consejo de la Judicatura, que son las instancias que elaboran el proyecto de presupuesto de cada año.

Lamentó que hasta la fecha el Congreso local no se preocupe por tener al recurso humano del TSJ satisfecho en cuanto a sus percepciones, a pesar de la carga de trabajo que tiene.