Refuerzan vigilancia en playas de Acapulco

La Secretaria de Protección Civil desplegó más de 200 paramédicos, salvavidas y psicólogos para el operativo “Semana Santa Segura 2015”. 

Acapulco

Más de 200 paramédicos, salvavidas, y psicólogos, desplegó la Secretaría de Protección Civil para el “Operativo Semana Santa Segura 2015”, que participan en el dispositivo de prevención y atención a turistas y residentes que acuden a las playas en el periodo vacacional.

Lo anterior luego de realizar un recorrido encabezado por el subsecretario de Protección Civil del estado, Humberto González Arroyo, en playas de la zona Diamante, supervisando las distintas medidas de seguridad, vigilancia y atención, y se invitó a los bañistas a tomar las precauciones para evitar algún incidente.

También se ofreció información sobre la simbología que se utiliza para indicar si se tienen las condiciones para ingresar al mar, ante la presencia del fenómeno marítimo por el elevado oleaje y conocido como “Contracorriente Marina Ecuatorial”, o identificada como “Mar de Fondo”.

“Es muy importante seguir las instrucciones de Protección Civil, por el fenómeno de Mar de Fondo.

“Es básico que tengamos mucho cuidado con los niños, y sobre todo que no los dejemos solos y estemos con mucha precaución”, indicó, González Arroyo.

El funcionario del gobierno del estado y de SPC, precisó que se trata de un operativo en el que participan los cuerpos de respuesta de bomberos, bomberos forestales, voluntarios y de Protección Civil, y por primera vez la Unidad de Psicología en Emergencias, que brinda atención a familiares de víctimas y lleva labores preventivas.

Se destacó que en caso de presentarse alguna situación extraordinaria, el tiempo de respuesta es de cinco a 10 minutos, contando con personal calificado y certificado para brindar auxilio a la población.

Además invitó a los vacacionistas a estar pendientes de todas las indicaciones que emite el personal de Protección Civil, cuyos elementos se encuentran en las playas, como evitar separarse de los menores de edad y cuidarlos en todo momento, seguir las instrucciones de seguridad, mantenerse en grupos y no ingresar al mar si comieron o ingirieron bebidas alcohólicas.