Pide líder de burócratas en Guerrero unidad a sus agremiados

El secretario general del Suspeg dijo que ya se firmó una minuta de acuerdos con la parte patronal para garantizar el pago de los salarios a más de 10 mil maestros estatales, personal de apoyo y ...

Chilpancingo

El secretario general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Adolfo Calderón Nava, pidió la unidad a sus compañeros docentes, personal de apoyo y trabajadores administrativos del sector educativo, para evitar que la división los coloque en una posición de vulnerabilidad ante la patronal.

Calderón Nava sostuvo que hasta el momento desconoce la razón por la que un sector importante de la organización gremial que dirige se mantiene movilizado, incluso ha asumido actitudes de tipo radical.

Lo anterior, porque en el inicio de la semana se logró la firma de una minuta de acuerdos con la parte patronal, en la que se garantiza el pago de los salarios a más de 10 mil profesores estatales, personal de apoyo y trabajadores administrativos afectados por la centralización de los servicios educativos.

Indicó que el Comité Central que preside cuenta con la personalidad jurídica para defender a los agremiados, por lo que llama la atención la forma en que se le pretende desconocer.

Prueba de que hay certeza, es el hecho de que la primera quincena de febrero se pagó en tiempo y forma.

Respecto al ataque que dejó destrozadas las oficinas del CEC, luego de que un grupo de encapuchados irrumpió para incendiar el inmueble, dijo que no sabe quienes fueron ni que motivaciones tuvieron.

Aunque el oficial mayor del sindicato sostiene que se trató de un grupo de maestros disidentes de la CETEG, Calderón Nava se abstuvo de hacer un señalamiento directo.

Comentó que hay un peritaje en proceso y que hasta el momento se tiene la estimación de que los daños ocasionados al inmueble superan los dos millones de pesos, aunque el dato todavía no es exacto.